Saltar al contenido

Xiuhtecuhtli ¡Huehuetéotl señor del año viejo!

Azteca cultura dios Xiutecihuatl
[Total:0    Promedio:0/5]

Conocido como el dios del fuego, era llamado como Huehuetéotl, señor del año y dios viejo. Xiuhtecuhtli en náhuatl, significaba Señor de la turquesa.

Se le consideraba como la fuerza vital de cada ser vivo y el centro de todas las cosas en el universo.

Las primeras civilizaciones americanas le rendían culto, al igual que a su contraparte femenina, la diosa Xiutecihuatl. Y junto a ella, se les consideraba como los padres tanto de los dioses como de la humanidad.

Algunas de las representaciones de estos dioses se pueden ver en estatuillas y relieves, en los que se observan sus mayores atributos como dioses.

La edad que poseía era sinónimo de toda la sabiduría y experiencia que tenía. A su vez, era uno de los dioses que purificaba la tierra y podía renovar las cosas.

Su origen se remonta a la región volcánica y es el máximo representante de la antigüedad de las montañas.

Representación de Xiutecihuatl

Representación de Xiutecihuatl
Representación de Xiu ¡Un dios viejo!

Huehuetéotl/Xiuhtecuhtli

Como Huehuetéotl, tenía un aspecto de anciano cargando un brasero sobre su cabeza para poder encender el fuego.

Sobre el mismo se puede ver una cruz, que era usada por los sacerdotes del dios, ya que, esta deidad era la representación más vieja de lo que era el gran hombre mesoamericano.

A su vez, era el gran espacio de relación con respecto a los puntos cardinales que la cruz le identificaba.

Mientras, como Xiuhtecuhtli se le representaba como un fuerte y joven guerrero.

Comúnmente, se le veía como la gran serpiente de fuego Cihuacóatl, lo que sería una representación adecuada para su rol de gobernante del gran Quinto y actual Sol, y de los guerreros y reyes.

El libro de Sagahún

En el libro de Sagahún se describe al dios del fuego, de la siguiente manera:

Se pintaba como un ser desnudo que poseía una barba teñida gracias a la resina denominada ulli (que era negra) y un barbote de color rojo en el agujero de su barba.

En su cabeza llevaba una corona hecha en papel y pintada en distintos colores; en lo más alto de la mismas se podía apreciar unos penachos de plumas en color verde como si fueran llamas de fuego.

A los lados poseía borlas con plumas como si fueran unos pendientes en las orejas, a la vez que, poseía unas orejeras en sus orejas que eran de color turquesa.

En su cabeza, llevaba un plumaje que poseía forma de dragón con plumas de color amarillo y unos caracolitos en las puntas.

En su mano izquierda llevaba una rodela con unas cinco piedras de color verde que llevaban por nombre chalchihuites, y que estaban en forma de cruz sobre una hermosa tapa de oro.

Mientras, en su mano derecha, había un cetro que tenía una chapa redonda también en metal de oro y con un agujero en todo el centro.

Justo sobre ella, habían unos globos (mayor, menor), donde el más grande poseía una punta hacia el otro.

Tal cetro era llamado Tlachieloni, que significaba mirador o miradero, ya que, con este podía ocultar su cara y así miraba por el agujero que tenía.

Los nombres de Xiuhtecutli

Nombres de Xiuhtecutli
Los títulos por los cuales era conocido Xiuhtecutli

Al dios del fuego se le dio otros dos nombres, uno era Ixcozauhqui (cariamarillo) y el otro era Cuezaltzin, que significaba “llama de fuego”, ya que, tenía el poder abrasar y quemar a su antojo.

Esto último causaba temor entre los del pueblo. No obstante, contaba con otros  efectos que causaban reverencia y amor en sus seguidores.

Por ejemplo, calentaba a los que tenían frío, ayudaba con la comida (asaba, tostaba, freía y cocía), calentaba el agua para el baño y demás trabajos de la vida cotidiana.

Uno de los epítetos que se le adjudicaron a este dios, fueron: Teteoinnan Teteointa (Madre y padre de dioses).

Entre las advocaciones destacadas , se encuentra Otontecutli (señor de los otomíes).

A su vez, era conocido con el nombre “Serpiente de luz”, debido a que, ante su presencia los más poderosos de los dioses de la noche desaparecían.

Xiuhtecuhtli y la concepción del mundo azteca

Los dioses en la gran cultura azteca eran clasificados en los cinco grandes grupos: las deidades principales o mayores, los dioses de la fertilidad, dioses de la tierra y de la muerte, dioses del fuego y los dioses planetarios.

Xiuhtecuhtli, formaba parte de la categoría de los de fuego y dentro del calendario azteca, es el día 9 junto con el símbolo de Alt (agua).

La concepción azteca sobre el mundo se encuentra dividida en unas tres partes: el celeste, terrestre y el inframundo.

Se dice que la deidad justo desde el Mictlán atravesó toda la tierra hasta poder llegar al gran nivel de los cielos en forma de columna de fuego que une a los tres reinos y en el caso de que se extinga puede producirse el fin para el mundo.

Culto al dios Xiuhtecuhtli

Culto al dios Xiuhtecuhtli concepción mundo azteca
Dios Xiuhtecuhtli ¡Un culto para esta deidad!

Se tiene la creencia de que el culto a esta deidad es desde principios de vida nahua en las américas.

Se hacían celebraciones de forma periódica durante dos veces al año, a mitad del invierno y mediados del verano.

No obstante, se hacía una especial cada 52 años (un siglo azteca), cuando coincidían los finales de los calendarios: sagrado (260 días) y el solar (365 días).

Fuego nuevo

La ceremonia, denominada Fuego nuevo, trataba sobre apagar los fuegos en los últimos tiempos (horas) del año viejo.

Luego, los sacerdotes iban vestidos como los dioses y subían hasta la colina Estrella, esperaban el espacio de tiempo de mayor peligro, que era cuando las pléyades se encontraban en el cenit.

Y en ese momento, ofrecían un sacrificio humano, le arrancaban el corazón y sobre su pecho colocaban un fuego encendido para así evitar la destrucción del mundo.

Luego, el mismo fuego era usado para así encender el fuego que había en el templo mayor, los menores, las grandes ciudades y en los hogares de todo Tenochtitlan, para así evitar el alejamiento de los dioses.

A la vez, se inmolaba al dios de fuego a través de personas que, les colocaban ropas parecidas al del dios luego de haberles arrancado el corazón.

Curiosidades sobre Xiuhtecuhtli

Culto al dios Xiuhtecuhtli curiosidades historia leyenda
Las curiosidades no pueden faltar y menos para este dios antiguo
  • El hogar del gran dios del fuego era Mictlán.
  • El nombre Señor del año provenía de la creencia de los aztecas de que, el dios era la gran estrella del norte, por lo que, las demás estrellas giraban alrededor de él. Mientras, él permanecía quieto.
  • Se creía que podía controlar el calendario azteca y el tiempo.
  • Es el protector del día Alt, por lo que, se considera que estar descansando era malo y lo mejor era entablar un combate.
  • Xiuhtecuhtli es representado en diversos códices, tales como: Borgia (láminas 2,13,14,61 y 69), Borbónico (láminas 9, 20,37), Florentino (en el libro I, lámina 11), Tonalamatl de Aubin (lámina 9) y en el Vaticano Latino (láminas 32, 54).
  • Era el primer Señor del día y el primero de los señores de la noche.
  • Se le relaciona con la diosa vieja Ilancueitl y Chantico (en el hogar) la cual es patrona de Xochimilco y diosa del fuego doméstico.
  • Se le atribuía las características de paternalismo divino y creatividad celestial.

Ya has conocido sobre esta deidad, ¿qué te ha parecido? ¿sabías todo esto sobre él? Si no es así, nos alegra que esta información haya llegado a tus manos.

Ahora que ya lo sabes, compártelo con tus amigos y familiares, de ese modo otros podrán conocer sobre este imaginario mexica. Incluso, puedes aportar información que no poseamos.