Saltar al contenido

Vucub Caquix, el semidiós Vanaglorioso

[Total:0    Promedio:0/5]

Vucub Caquix es un conocido protagonista de la cultura maya. Un semidiós conocido por su altivez y elevada autoestima. En la mitología maya al igual que en las otras mitologías existentes, encontramos un sinfín de historias, protagonizadas por criaturas mitológicas, caracterizadas por sus extrañas formas físicas.

Los relatos que cuenta la mitología maya están llenos de misterios y enigmas, los cuales han atraído a las mentes curiosas por años. Estas historias inspiran temor y curiosidad en muchos, es por ello que personas de todo el mundo siguen atraídas por los relatos que encontramos en las mitologías.

La mitología maya es, sin duda, un misterio. Lleno de relatos extraordinarios que valen la pena conocer. Para muchos es un mundo desconocido, para otros es una historia que merece el tiempo de estudiarla y conocerla a fondo.

Este semidiós también es conocido en el nombre de “Siete Guacamayo”. Este peculiar personaje forma parte del libro maya Popol Vuh, es por ello que es muy conocido y muy nombrado en diversos cuentos tradicionales de la mitología maya.

El Libro Sagrado y Vucub Caquix

Vucub Caquix en el Popol Vuh

No se puede hablar de Vucub Caquix, sin antes mencionar el Popol Vuh. Cuando hablamos del Popol Vuh nos estamos refiriendo al libro que contiene la extensa historia de los mayas. Según estudios, se cree que este libro es una adaptación mitológica, donde se explica a detalle la creación del mundo y el protagonismo del hombre en él.

También es considerado como la biblia Quiché; aunque este hecho no tendría mucha relevancia, ya que en el texto no hay nada espiritual semejante a las sagradas escrituras. De hecho, lo único similar que tiene el Popol Vuh con la biblia, es los relatos referentes a la creación del mundo y el papel que desempeña en la historia.

Este libro se divide en varias secciones, describiendo la creación del mundo, la vida del hombre, el papel que éste desempeña en la tierra, etc. Otro tema importante que destaca en el Popol Vuh es la vida de los dioses. Entre los textos que se pueden encontrar en este libro; están las historias de las deidades mayas, las cuales son parte importante para su pueblo.

Además, entre las letras del libro también se encuentran algunas historias que narran la vida de los pueblos indígenas. Abarcando temas relevantes como: la conquista de tierras, su migración y el importante predominio que tuvo la raza quiché. En los relatos que se cuentan en el Popol Vuh, vemos la participación del semidiós Vucub Caquix, el cual tuvo gran importancia para la mitología maya.

Historia del dios Vacub Caquix

El guacamayo Vucub Caquix

Caracterizado por su enorme vanagloria, Vucub Caquix era un semidiós de la mitología maya, el cual tenía aspecto de guacamayo. Su mayor orgullo eran sus plumas y la extensa riqueza que poseía. Estas dos razones llevaban a que su egocentrismo se impusiera por sobre todas las cosas.

Tan grande era su vanagloria, que su deseo más grande era que los hombres lo adorasen; por encima de todas las cosas. Viendo su egocentrismo y altivez, los dioses gemelos Ixubalanqé y Hunapú desearon en lo profundo de su corazón castigarlo.

La historia se desenvuelve en la época de la Eterna Noche. Vucub Caquix iba jactándose por la vida diciendo que era el dios del Sol. Todo esto llevó a que sus hijos Zipacná y Cabrakán también llegaran a autodenominarse dioses.

Así pues, un día los dioses gemelos decidieron esperarlo bajo la sombra de un árbol. Al llegar al lugar, los dioses hirieron a Vucub Caquix con una cerbatana. Herido, Vucub Caquix tomó consigo el brazo de Hunapú, lo cogió tan fuerte que logró desprenderle el miembro. Así que, teniendo el brazo en su pico, Vucub Caquix huyó a casa.

Estando en casa, Vucub Caquix colgó el brazo del dios gemelo sobre la chimenea. Seguidamente, los dioses gemelos pidieron ayuda a una pareja de ancianos para rescatar el brazo de Hunapú.

Accediendo, Zaqui Nim Ak y Zaqui Nimá Tzyz (los ancianos) entraron a la casa de Vucub Caquix sacándole los dientes y las preciosas y plateadas alas. Vucub Caquix murió en el acto, mientras que Ixubalanqé rescató el brazo de su hermano.

Finalmente, y con ayuda de los ancianos, Ixubalanqé logró matar también a los hijos de Vacub Caquix.