Saltar al contenido

Vampiras griegas: Empusa

Empusa
[Total:0    Promedio:0/5]

En la mitología griega no pudieron faltar seres fantásticos asociados al vampirismo, estas eran llamadas Empusa. Los hombres que se topaban con estas Empusas se podían decir que casi era como encontrar la muerte.

Origen mitológico

La empusa o en griego Ἔμπουσα es conocida como una criatura fantástica dentro del folclore griego antiguo. También es identificada en ciertas ocasiones con Lamia, esta era una hermosa dama que se transformó en un monstruo devorador de niños.

Apariencia física

La apariencia de Empusa es sumamente atractiva, cuando se convierte en mujer es capaz de enloquecer a cualquier hombre. Tiene un aspecto muy atractivo, es alta, facciones delicadas y sensuales, ojos color verde capaz de atraer la mirada de cualquiera. Aun así estas criaturas no pueden esconder del todo su apariencia infernal.

Con el tiempo la apariencia de las Empusas cada vez era más terrorífica, su silueta de mujer perfecta ya casi no se veía. Finalmente ellas abandonaron por completo la apariencia humana.

Empusa
Aspecto físico de las Empusas

Distinto mitos, una sola leyenda

Hay muchas versiones acerca de la empusa, una de ellas es en las ranas de Aristófanes. La Empusa aparece como protectora del Hades. También suelen asociar mucho a estos seres con la diosa infernal Hécate. Según dicen varios actores Hécate es la madre de estas criaturas peligrosas.

Las Empusas tienen el don de cambiar de forma, pueden adaptar la apariencia de un animal sumiso o pueden parecer una bella hetera. En este caso, cuando se suelen vestir de mujer se les reconoce porque una de sus patas suele ser de bronce.

A estas criaturas griegas les encanta merodear por parajes desiertos y más aún cuando hay luna llena. En este momento ellas aprovechan y visitan pueblos con poca población buscando cazar algún humano. Sus presas más frecuentes eran los viajeros, aunque también se alimentaban de animales.

En la historia de Apolonio de Tiana de Filóstrato una Empusa puede llegar a tener forma humana y así seducir jóvenes. Tal y como sucedió una vez, una de estas criaturas sedujo a un joven alumno de filosofía llamado Menipo.

Fue gracias al mago Apolonio quien se encargó de desenmascararla y ésta sin más que decir confesó que su profesión es seducir a jóvenes ingenuos. Luego de arder de deseo y acostarse con ellos, estas Empusas ellas se encargan de beber su sangre y devorarlos.