Saltar al contenido

Suzaku, el Dios del Fuego

Una de las cuatro criaturas de la mitologia china
[Total:0    Promedio:0/5]

La mitología China y japonesa se conocen por tener leyendas bastante parecidas, en las que varios seres sobrenaturales son compartidos por ambas mitologías. Entre estos seres mitológicos podemos encontrar a Suzaku.

Suzaku es representado con la forma de un ave fénix. Conocida como un Dios que forma parte de la mitología China, uniéndose a otros tres dioses que conformaban las divinidades chinas.

Más allá de ser un ave, Suzaku era una de las figuras más importantes dentro de la mitología China, considerando que forma parte de las cuatro divinidades esenciales para esta civilización.

Una poderosa criatura de la cultura china

Una criaturadivina, el Dios del Fuego, el guardián del Sur en la mitología china

La mitología china poseía a cuatro monstruos divinos que eran considerados como la representación más importante dentro de sus creencias. Tomados como los cuatro puntos cardinales conocidos actualmente.

También conocido como El Dios del fuego, Suzaku posee la forma de un ave fénix bermellón. Siendo la máxima representación del equilibrio que se debe mantener en la naturaleza.

Sin embargo, para los japoneses es considerado como un símbolo de renovación que pertenecía su cultura. Además de ser un fiel protector de una de las estaciones del año: el verano.

A pesar de formar parte de la mitología China, los japoneses son bastante fieles a la creencia sobre este Dios del fuego, logrando poseer en una gran cantidad de estatuas en templos importantes de Japón.

Una importante muestra de la veneración que es otorgada al dios del fuego es la ciudad de Kyoto, gracias a la importancia y al significado de renovación, pasión y fertilidad que poseía para esta cultura.

Características de Suzaku

Una de las cuatro criaturas de la mitologia china

Suzaku se identifica con el bermellón porque es el color de las alas que poseía, caracterizado por ese tono anaranjado con tendencia a rojo que adornaba sus plumas.

Según la mitología, esta criatura poseía unas alas del doble de su tamaño y grandes garras fuertes. Tenía la capacidad de tomar con fuerza a una presa y arrancarla de su lugar sin problema alguno.

Era un ser tan poderoso que, los chinos consideraban que al ser un ave fénix tenía la capacidad de poder revivir de sus lágrimas. Siendo la única herramienta capaz de curar al ave fénix cuando le tocaba morir.

La criatura empolla un huevo durante 3 días, justo sobre un nido de hierbas aromáticas y especiales. Este huevo sería el lugar donde renacería el Dios mitológico después de quemarse hasta sus cenizas.

Por lo que es conocido como el dios de la mitología china que podía revivir eternamente, esperando cada 500 años para poder renacer entre las cenizas en las que se convertía.

Más allá de formar parte de los mitos y leyendas que perseveran entre las generaciones actuales de China, es una figura que se conoce en muchas otras mitologías lejanas a la ubicación de este ave fénix.

Veneración al Dios del Fuego

Suzaku es venerado de una forma bastante sagrada. Durante la ceremonia de veneración, un monje utiliza un traje, muy parecido a las plumas que caracterizan a esta criatura mitológica.

Una vez que los monjes visten este disfraz, pasean alrededor del templo al que pertenecen y celebran con tambores, fuegos artificiales y muchas personas en honor a esta criatura.

Por ser el protector del verano, sus cultos y ofrendas se realizan durante esta época. Haciendo bailes y escuchando la música cultural de la región para poder venerarlo.

Según los descubrimientos, a pesar de que Los fénix son los únicos seres capaces de poder emitir una luz, esta criatura mitológica también tiene el poder de emitir de su piel el fuego, siendo el elemento que lo caracteriza.

Además, es el elemento del cual es protector. La mitología también establece que es una criatura que fue creada durante el origen de la Tierra, con la finalidad de que pudiera proteger el punto cardinal Sur en todo tiempo.

Suzaku y sus tres hermanos

Las cuatro bestias sagradas de la mitología china

Las cuatro bestias sagradas de la mitología China estaban conformadas por Suzaku, Genbu, Seiryu y Byakko. Estas cuatro bestias eran representación de los puntos cardinales que se conocen en la actualidad.

Suzaku era la representación del punto cardinal Sur. Siendo mencionado curiosamente sobre la ciencia que se encarga de estudiar el yin y el yang, además de los cinco elementos conocidos.

A este Dios se le otorgó la tarea de proteger el sur porque era el único capaz de controlar el elemento principal en el interior de la Tierra, el fuego. Aunque para la cultura japonesa y china, este elemento era símbolo de destrucción.

Sin embargo, El guardián del punto cardinal Sur se encargaba de mantener controlados los poderes del elemento fuego, para evitar todo desastre que podía ser causado por el elemento más poderoso.

Al igual que sus tres hermanos, Suzaku tenía la tarea de proteger ese punto cardinal al que pertenecería eternamente, incluso después de renacer.

Genbu, criatura de la mitología China con forma de tortuga y una serpiente, encargado de proteger el norte y cuyo elemento es la Tierra.

Seiryu el Dios del agua, representado por un dragón azul, estaba encargado de proteger el este. Y su tercer hermano, Byakko el Dios del viento, representado por un tigre blanco, protege el Oeste.

Juntos, forman parte de las cuatro criaturas mitológicas chinas encargadas de proteger a la Tierra en sus cuatro puntos cardinales, durante sus cuatro estaciones y en sus cuatro elementos esenciales.

Lo que creen los chinos de Suzaku

Para los chinos, más allá de ser El Dios del fuego también era considerado como un Dios compasivo y que traía paz a las civilizaciones. Convirtiéndose en el refugio de las personas más devotas a él.

Y a pesar de ser un ave fénix dentro de la cultura china, en algunos lugares se creía que era capaz de hablar e impartir su sabiduría a través de palabras que los humanos pudieran entender.

Y es así como se convierte en un Dios bastante sabio y compasivo para los chinos. Quien ofrecía la serenidad a los humanos a través de sus enseñanzas.

Así es como Suzaku se convierte en una criatura esencial para la mitología China. Para las creencias que se han mantenido de generación en generación, hasta la actualidad.