Saltar al contenido

Sigurd, el héroe asesino de dragones

[Total:0    Promedio:0/5]

Dentro de la mitología y literatura germánica, Sigurd es un personaje que encarnó la máxima imagen del héroe. Se le ha llamado por diversos nombres: Sigfrido (en el cantar de los Nibelungos) y Siegfried.

Esta particular figura fue el protagonista de la Saga Volsunga; un relato escrito en prosa y, por supuesto, del Cantar de los Nibelungos (que se equivale con el Mío Cid y con el de Roldán).

Pero su leyenda se remonta a épocas más lejanas; donde todo se transmitía de forma oral. Incluso existen variantes en las Eddas de la mitología nórdica, y en obras de origen islandés durante la Edad Media.

Origen de Sigurd

Origen del héroe Sigurd

Este héroe es hijo de Sigmund, un rey de los francos y de la hija de Eylimi, Hjordis. Esta última muere durante el parto en el bosque. Fue un hijo póstumo, pues su padre nunca lo conoció.

Esto se debe a que Sigmund moriría en una batalla contra el mismo Odín, que se hallaba disfrazado y rompe la espada del guerrero.

Moribundo, el hombre descubre el embarazo de su esposa; y le entrega los fragmentos de su espada para que se los legue a su hijo no nato. Sigurd pide a Regin que le forje una espada; a partir de los fragmentos de la de su padre.

Ahora bien, una vez muere Sigmund y Hiordis da a luz; se casa con un Rey llamado Alf y es éste quien decide dar a Sigurd como hijo adoptivo a Regin.

Así pues, todos los registros que existen de este personaje se remontan a la Edda de Snorri (Edda en prosa o Edda menor); y a la Edda de Saemund (Edda en verso o Edda mayor). Son estas dos colecciones de múltiples relatos los que conforman la fuente más antigua y fidedigna de leyendas de la mitología nórdica.

Pero donde más se habla sobre Sigurd, es en las Eddas en verso; del historiador y poeta islandés Snorri, como parte de los cantos heroicos.

Estos relatos se remontan al periodo entre 1179 y 1241. Sin embargo, este increíble héroe remonta su existencia en una serie de siete piedras; que son únicas y que se fueron encontradas en Suecia, con dibujos e inscripciones de Sigfrido.

La leyenda de Sigurd y el dragón Fafnir

Sigurd, y la leyenda de Fafnir

Con la intensión de proteger el tesoro de los Nibelungos, Fafnir se convierte en un dragón. A Sigurd le llega la orden de matarle para poder obtener dicho tesoro para su padrastro.

Entonces el héroe le pide a Regin que le construya una espada que sea capaz de atravesar a un dragón; y como prueba de la calidad de esta, toma un yunque y cada espada que Regin le hace la golpea contra éste.

La primera espada se rompe al ser golpeada, la segunda también y es entonces cuando Regin saca los fragmentos de la espada de Sigmund, el padre de Sigfrido.

Con ellos Regin forja una nueva espada y se la da a Sigfrido, que con un golpe contundente atraviesa el yunque. Es entonces cuando el hijo de Sigmund se encamina hacia su pelea con el dragón.

Pero antes, toma el consejo que le da Regin: éste consistía en cavar un hoyo y taparlo; era cuestión de esperar a que Fafnir se distrajese, lo pisará y cayese dentro.

Así lo tendría acorralado y podría apuñalarlo a voluntad. Es entonces cuando el dios Odín acude a ayudar al joven; convertido en un anciano, le sugiere a Sigurd que haga algo más.

Debía cavar trincheras que permitiesen drenar la sangre del dragón para que, una vez muerto; el héroe pudiese sumergirse en su sangre, porque ésta le conferiría invulnerabilidad. Y Sigfried hace exactamente eso, pero al momento de mojarse en la sangre del dragón cae sobre su cuerpo; en uno de sus hombros, una pluma evita que esta parte sea invulnerable. Siendo el único punto vulnerable del asesino de dragones.

Sigurd y Krimilda

Sigurd y su esposa Krimilda

Una vez que Sigurd da muerte al dragón, se dirige a la corte de los burgundios. Ahí realiza una serie de hazañas, al igual que en el reino de los Nibelungos; que lo hace merecedor del tesoro de estos últimos.

En sus viajes conoce a Krimilda, una princesa que destaca por su increíble belleza; ambos se enamoran y se casan, haciendo común el tesoro del héroe.

Pero Krimilda tenía un hermano: Gunther, que se encaprichó con el amor de la valquiria Brunilda (reina de Islandia) y de cuya belleza se hablaba en otras tierras, al igual que de su valentía.

Tal era su fama que se decía que, para desposarla, el hombre debía poder primero vencerla en combate. Y si algo sabía Gunther era que no lograría hacerlo, pues no era un guerrero destacado.

A partir de aquí hay dos versiones: en la primera Gunther le suplica a Sigurd que lo reemplace y cambian sus anillos, haciendo que el héroe tenga la aparencia de su cuñado y pelee contra la valquiria.

La segunda es que Sigurd se hizo invisible, usando un manto mágico y así ayudó a Gunther a vencer a la reina. En ambas versiones, Brunilda pierde y entonces acepta casarse con el cuñado de Sigurd, creyéndole superior a ella.

Todo esto sin sospechar que en realidad el responsable de la hazaña era Sigurd. Con el tiempo, surge una enemistad entre Brunilda y Krimilda, lo que causa tensión en ambos matrimonios; hasta que la esposa de Sigurd se cansa y le dice la verdad a Brunilda.

Gutorm, Gunther y Sigurd

Brunilda, sabiéndose humillada prepara una venganza. Esta debía llevarla a cabo Gutorm, el hermano de Gunther. El cual estaba deseoso de robarse el tesoro de los nibelungos.

La venganza era muy simple: Gutorm debia revelar el único sitio donde la sangre de dragón no había podido tocar a Sigurd y, por tanto, el único lugar donde era vulnerable. Una vez Brunilda revela el secreto, el asesino asesta un golpe fatal con una lanza y le arrebata la vida al héroe.

Krimilda, totalmente desolada, deja que le arrebaten el tesoro de su esposo. Pero este era el tesoro de los nibelungos, el cual tenía una maldición: si caía en manos de alguien malvado perdería su magia, la cual era que se podían extraer infinitas riquezas del tesoro sin que éste se acabara,

Esto quiere decir que ya no se podía extraer nada y fue desechado, según la leyenda, al fondo del río Rin. Al día siguiente, Brunilda enamorada de Sigurd por ser el único hombre que había logrado someterla, se suicida.

Sabiduría de Sigurd y su decendencia

Luego de ayudarle a matar al dragón, Regin sólo le pide al héroe que le entregue el corazón de la bestia. Sin embargo, mientras Sigurd se bañaba en la sangre terminó por beber un poco de ésta y obtuvo un don mágico: entender el lenguaje de los animales.

Estas le comentan que Regin planeaba su muerte y que lo mejor era matarle antes. El héroe no duda y decapita a Regin y toma el corazón del dragón, lo cocina y come parte de él. Esto le concede la habilidad de la sabiduría o, lo que es lo mismo, el don de la profecía.

Ahora bien, Según las Eddas, este valeroso héroe consumó dos relaciones, la primera fue con Krimilda, de donde nació Swanhild, al que también se le conoce como Svanhild de Xanten.

La segunda relación fue con Brunilda, de la que nace su hija Áslaug. Que terminaría por convertirse en una de las esposas de otro héroe: Ragnar Lodbrok.