Saltar al contenido

Rokurokubi, la mujer cuello largo

[Total:1    Promedio:5/5]

 

Las Rokurokubi son criaturas Yokai, criaturas con forma de humano, se caracterizan por poder alargar sus cuellos, son jóvenes y hermosas a la vez, son mujeres normales y solo alargan sus cuellos en las noches.

En la mitología japonesa estas criaturas Rokurokubi cuentan que existen tres tipos:

  • Las que son inofensivas y tienes vidas normales, con familia.
  • Las que les gusta asustar y atacan hasta chupar la sangre de sus víctimas.
  • Y las ultimas que desconocen que son Rokurokubi.

Características de las Rokurokubi

Las principales características de estas criaturas es tener el cuello muy largo. Lo pueden estirar a voluntad, son hermosas, pueden modificar sus rostros hasta parecerse a un Oni (orcos o demonios). Esta última condición es una maldición o es un producto de deseos egoísta de la mujer.

Las Rokurokubi, que son inofensivas la mayoría de las veces ocultan su condición de día, pero de noche no puedan soportar la tentación de hacer lo que más les gusta.

Las inofensivas asustaran solo a ciertas personas con las condiciones de borrachos, ciegos, personas que estén durmiendo, y así no correrán el riesgo de ser descubiertas. Evitan que sus víctimas queden traumatizadas y la reconozcan. Algunas saltan las reglas y disfrutan de asustar algunos niños.

Pasean por toda la casa, para alimentarse, asechan habitantes, mascotas, y succionan su energía vital, se lamen los aceites de las lámparas de anton y comen insectos. Las victimas se despiertan terriblemente cansadas a pesar de haber dormido toda la noche.

Las Rokurokubi, que disfrutan asustar, son seres mas siniestros, llegan a beber la sangre de sus víctimas, muchas ocasiones asesinan y se las comen, las victimas más comunes son los que ignoran las doctrinas budistas, como los borrachos, asesinos, corruptos, adúlteros, codiciosos, etc.

Las Rokurokubi, que no saben que lo son, mientras duermen sus cuellos se estiran involuntariamente. La única evidencia son recuerdos que están mirando todo desde arriba, y lo confunden con sueños. Otro indicio son las estrías que tiene en sus cuellos al día siguiente rastros de haberse estirado.

Origen de los Rokurokubi

Cuentan que muchas de estas criaturas nacieron así, ya que están malditas por su mal Karma que acumularon en sus vidas pasadas, y no cumplieron con las reglas del Budismo.

Una leyenda cuenta que hace muchos años existió una mujer muy malintencionada, y su pasatiempo era: espiar a los demás. Se la pasaba fisgoneando en todos los hogares que podía, vecinos, familiares, amigos.

Quería siempre descubrir algo que ella pudiera usar, para ponerlos en ridículo, lo cual disfrutaba mucho. Con el tiempo acumulo mucha Karma, y por sus malas acciones recibió una maldición.

Su cuello se estiro se convirtió en un monstruo, su alma fue condenada a vagar por las calles de Japón, y con el tiempo todas la mujeres que fuesen egoístas, fisgonas y disfrutasen de hacer daño, sufrirían de esta maldición.

Datos curiosos de las Rokurokubi

A las Rokurokubi, las confunden a veces con los Nukekubi, a estas criaturas su cabeza no está pegada a su cuerpo sino flotan, son totalmente distintas, un escritor e el año 1903 llamado Lafcadio Hern, les atribuyo el nombre de Rokurokubi por error.

Hay Rokurokubi hombres a estos se les llama Rokurokubei. Las leyendas cuenta que hay unos Yokai de nombre Tanuki que tienen aspectos de mapaches estos se disfrazan de Rokurokubi para asustar a sus víctimas.

Estás criaturas pueden morir si no regresan sus cabezas a su cuerpo a tiempo, antes del amanecer, así que la manera de destruir a estos seres es escondiendo el cuerpo para que la cabeza no regrese a tiempo.