Saltar al contenido

¡El rey Príamo y su historia en la guerra!

priamo
[Total:0    Promedio:0/5]

Príamo al igual que muchos héroes griegos tiene una historia realmente sorprendente y digna de admirar. Fue hijo de Laomedonte junto a la ninfa Estrimón. Este rey fue nada menos que el padre de todos los príncipes troyanos. No obstante fue también el principal fundador de la fortaleza de la capital contra los ataques de los griegos.

La historia de Príamo

Los progenitores de Príamo fueron la ninfa Estrimón y el rey de Troya Laomedonte. Su madre fue hija del río Escamandro, corriente de la ciudad de Troya y una de las antiguas divinidades guardianas de la ciudad.

Por otra parte, distintas fuentes aseguran que Príamo fue descendiente de Leucipe. También su verdadero nombre era Podarces, cuyo significado es “el de los pies livianos”.

Cuando Príamo estaba aún en brazos, su padre Laomedonte hizo un pacto sagrado con el dios del mar Poseidón. Le juró que la divinidad construiría unas grandiosas murallas para la ciudad, la cual haría invencible ante algún ataque exterior. El dios del mar acepto, pero Laomedonte no pagó el precio pautado.

Poseidón ardiendo en furia, ordenó a una bestia marina para que destruyera toda la nación de Troya.

Podarces tuvo una hermana llamada Hesíone, el rey Laomedonte para liberar a su ciudad de ese terrible monstruo consultó un oráculo y este le dijo que su hija debía ser tomada como sacrificio. El rey estaba totalmente dispuesto a seguir las instrucciones del viejo oráculo y fue entonces cuando ató a su hija frente al mar.

Justo en ese momento, el fuerte Hércules llegó a la ciudad y quitó las cadenas que sujetaban a Hesíone, desde entonces pactó con Laomedonte. El héroe le dijo que si podía acabar con la bestia marina, el rey debía de darle como trofeo unas yeguas sagradas que este tenía. En ese entonces esas yeguas para Heracles eran de suma importancia, pues eran parte de sus doce trabajos.

Laomedonte no cumplió la promesa

El fuerte hijo de Zeus consiguió derrotar al monstruo, pero aun así, el incrédulo de Laomedonte no aceptó cumplir con la promesa que había hecho con Heracles. Poco después, el joven Heracles volvió de forma vengativa a Troya, en busca de una expedición invasiva y de saqueo.

Además Heracles asesinó a toda la familia real a excepción de Hesíone y del niño Podarces. Al analizar la gravedad de la situación, su hermana Hesíone voluntariamente se ofreció ir con Heracles a cambio de dejar en paz a su pequeño hermano.

La joven Hesíone fue ofrecida a Telamón por Heracles. Telamón la convirtió en su concubina y se la llevó a Salamina, su nación. De esa unión nació Teucro, uno de los grandes héroes griegos participantes en la imponente incursión contra Troya.

Luego de la masiva masacre, el único de la familia real que quedó en Troya fue el menor de los hermanos, desde ese entonces fue llamado “Príamo”.

Príamo de Troya en monedas
Príamo de Troya en monedas

Origen de la palabra

Según la lengua griega, Príamo puede tener dos significados, los cuales serían: “el rescatado” o “el comprado”.

Príamo como rey

Durante el gobierno de Príamo, Troya siempre fue una ciudad próspera y muy poderosa la cual extendió sus autoridades fuera de sus fronteras. Se volvió todo un experto al momento de las luchas por su experiencia en las guerras siendo aliado de los Frigios, en la lucha contras las Amazonas.

Hijos del rey de Troya

El rey tuvo 50 hijos en total, con su esposa Hecabe procreó 19 hijos, los cuales algunos fueron: Paris, Héctor, Políxena y los mellizos Casandra y Hélenos.

Hecabe & Príamo
Hecabe & Príamo

El resto nacieron de las relaciones extramatrimoniales. Se dice que su hijo mayor fue su preferido, quien tuvo como nombre Héctor. Al igual que su padre, Héctor, fue un extraordinario y gran héroe en la guerra de Troya.

Según otras leyendas, relatan que en realidad el hijo mayor de Príamo fue Paris. Aunque en realidad Paris no fue tan distinguido como Héctor, pues su carácter y personalidad siempre fue egoísta e indolente.

Entre los otros hijos más destacados de Príamo están: Deifobo, Troilo (quien murió en una trampa planeada por Aquiles), Heleno el vidente y Polidoro.

Se dice que el rey de Troya tuvo a otras 50 hijas y entre las más mencionadas y conocidas fueron: la vidente Casandra la cual fue castigada y Polixena.

Príamo en la guerra

Una de las participaciones más importantes durante la guerra de Troya fue sin duda alguna la del rey Príamo. Su participación es descrita como un acto de amor en una completa guerra sangrienta que acabaría por completo a la ciudad troyana.

Se sabe que la extensa guerra de Troya se inició por un vil capricho de uno de los hijos del rey Príamo, Alejandro. Al momento de secuestrar a la esposa de Menelao, Helena, en la corte de Agamenón. Aun así, Menelao antes de irse a la fuerza le pidió al príncipe troyano la devolución de su esposa y como él se lo esperaba, recibió un rotundo “no” de respuesta.

Inmediatamente, luego de recibir esa respuesta en la ciudad se iniciaron las disputas entre los seguidores de Aquiles.

El inicio de la batalla

Al inicio de la guerra de Troya, Príamo ya estaba muy anciano por lo que no pudo participar en la larga lucha. Únicamente estuvo en el campo de pelea para firmar un contrato con Agamenón respecto al duelo que ocurriría  entre Menelao y Paris para de una vez por todas poner fin a la guerra.

Príamo pide el cuerpo de su hijo

Luego, el rey escoltado por el dios Hermes asistió al campamento griego para solicitar el cadáver de su hijo Héctor, al cual Aquiles había matado. Así fue como siendo su enemigo principal, Príamo dejo de lado el orgullo y fue a humillarse ante el ejecutor de su propio hijo.

Príamo suplicando
Príamo suplicando

Le suplicó que le entregaran a su hijo amado para darle la sepultura adecuada ante los dioses. Repetía que Héctor era merecedor de una correcta ceremonia. Además ésta le ayudaría para que los dioses pudiesen purificar su alma.  Aunque al principio Aquiles se opuso en devolverle el cuerpo de Héctor, más adelante cambió de opinión.

Príamo humillado ante Aquiles
Príamo humillado ante Aquiles

Desde ese instante, Aquiles reconoció la valentía de aquel rey y le mostró sus respetos, sin importarle que aún fuesen enemigos. Al final, Aquiles lloró al despedirse del que en algún momento llegó a ser su amigo.

La muerte del troyano

Una de las muertes más dolorosas durante la guerra de Troya fue la del rey Príamo. Se dice que cuando los soldados entraron en el palacio, escondidos en el caballo, el anciano con mucha dificultad se puso aquella armadura que no había usado durante varios largos años.

Observó al hijo de Aquiles, Neoptolomeo darle muerte a su hijo Polites ante el altar del palacio real. El rey débilmente lanzó una lanza contra su despiadado enemigo. En ese instante le recordó que su padre Aquiles tenía un mejor corazón.

En ese momento la esposa de Príamo, Hecabe dirigió a su esposo al fondo del palacio. Quiso ocultarlo  en el trono de Zeus para que los dioses lo protegieran. Pero, aun así Neoptolomeo descubrió el lugar y en ese mismo sitio degolló al pobre anciano sin ninguna piedad.

La muerte del rey
La muerte del rey

La mujer fue testigo de aquella atroz muerte y aun así sobrevivió luego de soportar tanta miseria. Fue aprisionada y desde entonces esclava de Agamenón. También recibió la mala noticia de su hija Polixena, quien iba a ser el sacrificio para el alma de Aquiles.

La tragedia de Príamo
La tragedia de Príamo

No bastándole eso, también fue encontrado el cadáver de su pequeño hijo Polidoro en el mar luego de haberlo asesinado Polimestro, el rey de Tracia. Este rey le había prometido refugio a su hijo a cambio de una enorme cantidad de oro.

La venganza de Hecabe

Luego de tantos lamentos, Agamenón le dio la oportunidad a Hecabe de vengarse de todos los crímenes cometidos a su familia. Bajo simuladas pretensiones incitó a Polimestro al campamento griego. Fue allí donde Hecabe y sus doncellas asesinaron a sus hijos arrancándoles los ojos.

Otras versiones afirman que antes de Hecabe morir fue convertida en un perro.