Saltar al contenido

Reptilianos

Los reptilianos son una raza extraterrestre que vive infiltrada en la humanidad desde hace miles de años, suplantando a los líderes de las grandes potencias para usarnos como marionetas y conseguir sus siniestros fines. Se trata de los alienígenas que más protagonismo ha alcanzado en las últimas décadas en el mundo de la ufología. Pero, ¿qué hay de real en todo esto?

El origen de los reptilianos

La teoría más extendida es que esta especie proviene del espacio exterior, de un sistema estelar llamado Alfa Draconis, por lo que también se les conoce como Draconianos. Sin embargo, hay otros que piensan que evolucionaron a partir de algunos dinosaurios de nuestro planeta, como por ejemplo el Stenonychosaurus, que era casi bípedo, tenía vista frontal y un cerebro más grande que el resto de sus congéneres.

Los draconianos en la historia

Sea como sea, tenemos evidencias de los draconianos desde hace miles de años. De la Antigua Grecia nos llega el mito de Crecops, un ser que era mitad hombre y mitad serpiente. En la India encontramos a los Naga, criaturas con torso de reptil que habitaban bajo tierra.

También está el Quetzalcóatl de los aztecas o el Kappa japonés, pero la más notable de las referencias la encontramos en los Anunnaki de las antiguas tablillas sumerias. Esta extinta civilización nos habla de visitantes de otro mundo que experimentaron con nuestro ADN y crearon al homo sapiens tal y como lo conocemos.

¿Cómo son los reptilianos?

Los reptilianos son capaces de adoptar cualquier forma humana y llevan milenios entre nosotros manipulándonos sin que nos demos cuenta. No obstante, hay algunos detalles que pueden revelar su presencia. El más definitorio es que tienen una vértebra más que los humanos y un tipo sanguíneo muy concreto. Son sensibles a la luz y poseen un ritmo arterial más bajo, además de carecer de empatía o sentimientos.

En su forma real, estos seres han sido descritos como enormes criaturas de dos a tres metros que pueden llegar a superar los 250 kilos de peso. Sus extremidades son fuertes y musculosas, poseen cuatro dedos en manos y piernas y ojos similares a los gatos. En cuanto al color de su piel, normalmente es escamosa de un tono verde amarillento, aunque hay testimonios de reptilianos rojos o dorados.

La conspiración de los reptilianos

Los reptilianos salieron a la luz pública por primera vez en 1934, en un artículo publicado por Los Angeles Time. En el mismo, se habla del hallazgo de una ciudad subterránea habitada por seres con forma de reptil. El autor de trazar la topografía del subsuelo fue el geofísico G. Warren Shufelt, cuyo punto de partida había sido una leyenda de los indios Hopi que hablaba de una raza de hombres lagarto.

Pero, sin duda, el auge de la conspiración de los reptilianos se la debemos al investigador y escritor David Icke, quien en la década de los 90 dijo tener una experiencia paranormal durante un viaje a Perú. Con más de 20 publicaciones sobre el tema, ha expuesto una teoría basada en la traducción de las tablillas sumerias de Sitchin.

Para Icke, los reptilianos son híbridos mitad humanos y reptiles que gobiernan en secreto nuestro planeta. Cuentan con el apoyo de los principales gobiernos y grandes corporaciones financieras, que han creado una especie de “Matrix” para aislarnos de la realidad.