Saltar al contenido

La mítica historia de Palamedes ¡el héroe ingenioso!

Palamedes
[Total:0    Promedio:0/5]

Sin dudas, una de las leyendas con más entretenimiento y tensión es la del sabio Palamedes. Su historia es tan amplia que fácilmente podemos sumergirnos en ella. La mitología nos relata los hechos de este ídolo desde su época en la epopeya troyana hasta sus distinguidas creaciones, como lo son el ajedrez y los dados.

Palamedes de Argos es descendiente del rey Nauplio, su sabiduría fue una gran protagonista en la historia griega. Sobre todo en la legendaria guerra de Troya, su inteligencia destacó entre los miles de hombre que participaban allí.

Todos tenemos la imagen del típico héroe épico. Sobre todo a aquellos que demuestran su gran poder por medio de sus magníficas proezas. Éste es un héroe diferente, se deja ver como un guerrero hábil y además no busca ser glorificado. Opta por ayudar a quienes lo necesitan y  adquirir sabiduría.

Diccionario etimológico: ¿Qué significa la palabra Palamedes?

Palamedes o el ingenioso, proviene de “palaios” su significado es “siempre” o también “todo el tiempo”. Término referente a la mitología griega.

Nacimiento del astuto luchador

Se dice que cuando el rey cretense Catreo sospecho que su propia hija Clímene maquinaba en contra de él se la cedió a Nauplio para que éste la vendise. Pero no todo salió como el rey Catreo esperaba, pues en lugar de venderla Nauplio se enamoró de la joven Clímene y procrearon tres hijos.

Esta figura heroica desciende de Nauplio, quien es rey de la isla de Eubea y de su esposa Clímene. Además Palamedes tuvo otros dos hermanos, cuyos nombres fueron Éax y Nausimedonte.

Un amor puro y verdadero

Del mismo modo este monarca fue primo del rey Menelao de Esparta siendo su principal consejero. Estaba casado y sumamente enamorado de su esposa Helena, quien estuvo desesperado cuando el troyano Paris la secuestró.

Menelao fue quien lo consoló cuando pasaba por ese terrible momento de pérdida. Fue en ese entonces cuando decidió unirse a la embajada griega(además, por ser hijo de un rey debía asistir a la guerra). Junto a Odiseo (en contra de su voluntad) y el propio rey. El dolido esposo se unió a la guerra para reclamar a su mujer e intentar hacer las paces, cosa que no le sirvió de mucho.

Palamedes
Gran batalla de Troya

Características del legendario

Éste hombre contaba con la apariencia física de un héroe. Gracias a su estatura, belleza y gentileza no parecía mayor de treinta años.

Algunas de sus maravillosas invenciones

Se dice que fue esta misma figura quien invento algunas letras del alfabeto, no sólo eso también otras creaciones que hoy en día conocemos. Entre ellas están los números, la balanza, los dados, las monedas, el juego de damas y una interpretación inicial del ajedrez (estas últimas las creó para que sus compañeros de lucha se entretuvieran en el largo periodo de la batalla).

Se estima que además de ello fue el primero en adiestrar a los griegos para que lucharan en formación.

El inicio de la locura de Odiseo

Todo empezó desde el momento que Odiseo (o también llamado Ulises) quiso zafarse de una profecía. A éste se le profetizó que si llegara a acudir a Troya regresaría a su hogar luego de veinte años y además estaría sólo como un vagabundo.

Cuando finalmente estallo la guerra de Troya, desde ese momento a todo aquél que intentara buscarlo éste iba a engañarlo fingiendo demencia. A todos sus legados quiso engañar para no tener que participar en la lucha, hasta que Palamedes lo descubrió frente a todos.

Palamedes
El vengativo Odiseo

La verdad salta ante todos, empieza la verdadera venganza

Con una sabia hazaña Palamedes pensó en un sabio plan. Colocó al pequeño hijo de Odiseo, Telémaco un infante que aún tomaba pecho, frente al barrote del arado que manejaba para sembrar sal en sus campos. Éste sin pensarlo freno su camino y tomó a su pequeño alejándolo del peligro, con ese acto quedó demostrada su cordura.

Fue así como lo desenmascararon y desde ese instante Odiseo le tuvo rencor, día a día pensaba cómo matarlo.

Un importante consejero

Con su inteligencia demostró la sorprendente capacidad que tenía, así fue como se convirtió en uno de los jefes griegos en la primera etapa de la guerra. Conservó la moral de las tropas sin importar los presagios adversos. No obstante, garantizó la provisión de vituallas en zona enemiga, cosa en la que había fracasado Odiseo.

Gracias a sus buenos actos, logró ser el principal consejero de los respetados reyes. Aún así tenía enemigos que anhelaban verlo destruido pese a sus buenas acciones.

Un trágico final

Una vez que Odiseo pensó en un malévolo plan no dudó en aplicarlo. Convenció a Agamenón diciéndole que debían levantar el campamento  griego. Su justificación repentina fue porque “lo había visto en sueños”.

Sin pensarlo Odiseo ocultó oro en los escombros de lo que era la tienda de Palamedes y obligó a un prisionero escribir una carta para que se la entregara al rey Príamo. Días atrás había enviado a uno de sus soldados para matar al prisionero y así no dejar evidencias.

Un día después un soldado descubrió la carta que Odiseo había escrito. El documento decía ser de Príamo a Palamedes éste le prometía la cantidad exacta de oro que Odiseo escondió en su campamento.

Luego de este gran engaño, nuestro héroe fue penado a muerte por supuesta traición por el batallón griego enfurecido y finalmente lo lapidaron.

Una inquebrantable amistad

Se dice que con Áyax mantuvo muy buena relación. De hecho, luego de ser asesinado aunque Agamenón dio la orden de no enterrar su cuerpo ni tampoco honrarlo, pues quien lo hiciera iba a sufrir pena de muerte al igual que él.

Áyax hizo caso omiso y se dejó tumbar con imparables lágrimas sobre el cadáver. Una vez reposado tomó el cuerpo en sus brazos y se abrió camino entre el gentío. Dispuesto a herir a cualquiera con su afilada espada, enterró de buena voluntad al despreciado. Luego de eso se rehusó a asistir a las reuniones de los griegos.

Distintas versiones de su muerte

Hay diversas maneras que según cuentan la verdadera muerte de este legendario ser:

  • Una de ellas es que murió de un impacto de flecha ocasionado por Paris
  • Por otro lado, se sospecha que murió por culpa de Odiseo y Diomedes que lo ahogaron mientras pescaba

La terrible venganza de Nauplio

Luego de que el padre de Palamedes (quien fue descendiente del Dios Poseidón) se enterara de la crueldad por la que había pasado su hijo, decidió vengarse de todo soldado cómplice y también del rey Agamenón. Éste era tan sagaz o más que su hijo

Después de la toma de Troya cuando victoriosa volvía la flota griega a Europa, ésta fue sorprendida por una inmensa tempestad.  Sumergió una parte de ella y envió al resto a las costas de la isla de Eubea.

Nauplio encendió durante la larga noche varias fogatas encimas de las rocas del cabo Cafereoo Xilófago. Como lo predijo varias flotas cayeron en la trampa y se estrellaron contra las piedras.

La mayoría de los hombres que iban a bordo murieron ahogados. Algunos sobrevivieron con ayuda de tablas o inclusive hasta llegaron a tierra firme nadando. Pero de nada sirvió porque los estaban esperando para fusilarlos.

Palamedes
La venganza de Nauplio

Otra cruel manera de conseguir la venganza

No obstante, antes de esa fría noche el rey ordenó a sus soldados convencer a las esposas solitarias de los comandantes griegos cometer adulterio. Comentándoles que sus esposos ya tenían nuevas mujeres y que en su regreso las traerían.

Logrando su misión con varias entre ellas, la esposa de Agamenón, Clitemnestra y Egialea, la de Diomedes. En cambio otras se suicidaron al enterarse de la supuesta traición que habían cometido sus hombres. Aún así una de las que siguió con su juramento fiel fue la esposa de Odiseo.