Saltar al contenido

Osiris, el Dios de la resurrección y la cultura agrícola

[Total:1    Promedio:5/5]

En la cultura egipcia hay una gran cantidad de dioses y diosas que aun son venerados con vehemencia. Entre ellos esta Osiris, conocido también como Asir o Usir.

Osiris es el Dios de la resurrección y, a pesar de la existencia de Anubis; también es el Dios de los muertos, así como de la agricultura y la tierra fértil.

El significado de su nombre para los egipcios es “Perfecto antes y después de nacer”. Este título se le fue dado por Maat, que dictaminó que su corazón era considerablemente liviano.

Origen e historia del Dios de la resurrección

Según la historia egipcia, antes del nacimiento de este Dios se creó una profecía que decía que seria un Dios que gobernaría a toda la humanidad. Esto hizo que Ra se molestara y maldijera a su madre.

Los padres de Osiris eran Nut (Diosa de los cielos e hija de Ra) y Geb (Dios de la tierra). Al momento de sufrir la maldición de Ra, Nut no podría concebir a un hijo en 360 dias, de día o de noche.

Ante la desesperación de no poder concebir a su hijo, Nut le solicitó su ayuda a Thot (Dios de la sabiduría) que a su vez le pidió ayuda a Jonsu (Dios de la luna). Jonsu le ofreció el brillo lunar a Nut para que tuviera a su hijo bajo una luz que era equiparable a la luz de sol. Es así como Nut y Geb pudieron tener a su primogénito a pesar de los deseos de Ra.

Con el tiempo, Osiris les enseñó a los egipcios a convivir en paz unos con otros. También les enseñó a plantar y a cultivar la tierra, a apreciar la música y a sentir la alegría.

¿Qué es el Mito de Osiris?

Mito de Osiris

En su vida adulta, Osiris reinaba con su esposa Isis a su lado y en paz. Sin embargo, su hermano Seth sentía una profunda rabia sobre él y quería arrebatarle su reinado.

Tanta fue la molestia de Seth que decidió asesinar a su hermano, desmembrándolo y repartiéndo su cuerpo por todo Egipto para evitar así su resurrección.

No obstante, Isis recuperó todas las partes de su cuerpo y las restauró para concebir con él a su hijo Horus. Mientras esto sucedía, Seth ya había usurpado el puesto de rey de su hermano.

A pesar de que Osiris muere, este es revivido por Anubis y pasa a ser parte de los 42 dioses que juzgan a los difuntos en el averno; dictaminando sus castigos. Este mito es parte fundamental de la cultura egipcia y la religión del Antiguo Egipto. Especialmente con el conflicto que recaía sobre la muerte y la vida después de esta.

Apariencia física del Dios

Apariencia de Osiris

Osiris es representado con su cuerpo de perfil, pero con los brazos hacia el frente. Su cuerpo esta totalmente momificado, con excepción de su cabeza y sus manos.

Su piel es de color verde o a veces negra; ya que el verde representa la vegetación y la regeneración y el negro simboliza la tierra negra y fertilidad de la tierra.

Así mismo, este lleva varios adornos en su vestimenta: una corona Atef con dos plumas de avestruz, un cayado y un flagelo. Además, posee una barba postiza similar a la de un faraón.

Culto y adoración a Osiris

Cuando se conoció la historia de resurrección de este Dios, los egipcios personificaron en él la promesa de una vida después de la muerte; creyendo así que todos los hombres podrían vivir eternamente.

Así mismo, se comenzó a celebrar en el Imperio Medio una ceremonia llamada “Misterios de Osiris”; que conmemoraban la muerte y resurrección del mismo. No obstante, este culto fue destruido cuando Justiniano I decidió que los santuarios de Osiris fueran destruidos y los sacerdotes detenidos por completo.

Osiris como juez del averno

El juicio de Osiris en el averno

Dada la creencia de la vida eterna, el Dios de la resurreción llevaba a cabo un juicio donde los fallecidos eran juzgados; con referencia a sus actos en vida.

Si el difunto había actuado en concordancia con los preceptos de la verdad (Diosa Maat); este seria bienvenido en el reino de Osiris (eternidad). Pero, si el difunto había actuado de forma contraria, este era lanzado al devorador; donde recibía un castigo acorde a sus malas acciones y luego era asesinado.

En la actualidad y gracias a la destrucción del culto, Osiris es conocido tan solo por sus representaciones y la historia que habla de él. No obstante, muchos lo consideran aun como el Dios del vino.