Saltar al contenido

Morrigan, diosa de la muerte

Morrigan, diosa de la muerte
[Total:0    Promedio:0/5]

Morrigan, “Diosa de la Muerte”, es una de las diosas de la Mitología Celta, pertenece a la tribu de los Tuatha De Danann.  Dioses de gran poder que habitaron en Irlanda. Es llamada también la Dama de la Oscuridad, Diosa de la Muerte y la Destrucción, Diosa de la Guerra, Reina de los Espectros, Reina de los Fantasmas.

Tenía aspecto de Guerrera, pero, poseía una gran belleza digna de una Diosa. Tenía la particularidad de ser símbolo del amor y el Deseo Sexual, además de ser la muerte que da a luz una nueva vida.

Fue amante de Reyes y Dioses, específicamente de Dagda, uno de los principales dioses de los Tuatha De Danann. Morrigan “Diosa de la Muerte”, también contribuyo en las guerras de estos miembros irlandeses. Ayudándolos a ganar las Batallas de Moy Tura.

Origen de Morrigan, diosa de la muerte

Según el Culto que existió dentro de la Mitología Celta, en relación a las Madres, fue que se originó, Morrigan. Era hija de Emmas, Diosa Suprema. Es una doncella, madre y viuda, representando complejamente, junto a estas características, una Triada de Diosas de la guerra, conocida como Morrigna.

Siendo símbolo de Totalidad y Eternidad, pues el número tres era muy común en la Mitología Celta, junto a sus hermanas Badb, Macha o Nemain.

Diosa guerrera
Diosa guerrera

Etimología

Morrigan, tiene varios significados, según varios escritores, tenemos:

  • Morrigu, que también en plural se dice “Morrigna”, sinónimo de
  • La Morrigan, la Reina Fantasma o Gran Reina.
  • Morrighan o Mor-rioghain, en irlandés. Mor, en la derivación Indoeuropea, significa, terror o monstruosidad.
  • El antiguo derivado Ingles, (maere), relacionado a la palabra (nightmare), junto al derivado escandinavo, es traducido como
  • En el Ruso antiguo, (Mara), significaba también Pesadilla, y (Rigan), traducida como Reina.
  • En Proto-Celta, (Moro-rigani-s).
  • Morrigan, también puede escribirse como ( Carrie o Carrigan ).

 

Cualidades

Era una mujer guerrera, de gran belleza, representándose específicamente con armaduras y armas. Diosa de las batallas, de la muerte, presente en todas las guerras, inspiraba a los soldados a la violencia, a la ira y a la fuerza por el sumo poder obtenido.

Morrigan, era la máxima expresión del deseo sexual y la furia, llevando sus instintos a matar y destruir; ocasionando el caos, el pánico y el terror.

Pero ella, no solamente trasmitía odio, también fue imagen de amor y de protección. Tenía la capacidad de pronosticar futuros acontecimientos. Representaba la renovación después de la muerte, trascendencia muy allegada al Universo Celta. A si como también Morrigan, era asociada a la Fertilidad y la abundancia de las tierras.

Vestimenta original de la diosa
Vestimenta original de la diosa

Esencia y naturalidad

Tenía la capacidad de transformarse en forma de animales, principalmente en Cuervo y Corneja, y otros como lobo, vaca, águila, etc.  Y no solamente se presentaba ante la gente en forma de animales; también tomaba el aspecto de una joven mujer hermosa e inocente.  Además de tomar la imagen de una anciana débil y desprotegida; así como de criaturas fantasmales y espectros malignos.

Morrigan, la “Diosa de la Muerte”, era símbolo del amor carnal, así como de la promiscuidad. Característica natural, de los antiguos Celtas, pues veían el sexo sin sentir vergüenza ni culpabilidad.

Una particularidad muy especial era la de ser, una Triple Diosa, formando una Triada o Trinidad, con sus hermanas. Unas veces (Morrigan, Badb y Macha) y en otra (Badb, Macha y Anann).  Aunque, ocasionalmente, Morrigan la “Diosa de la Muerte”, se identificaba como Nemain, pues esta representaba su origen en el presagio de la muerte.

Simbolizaba con Nemain, sobre todo porque estaba casada con el Dios de la guerra, Neit. Quien al igual que Morrigan, después que los soldados finalizaban una batalla, posaba encima de los cadáveres dejados en combate. Al igual que Dana, Badb y Macha, eran otra forma de de triplicarse.

Todas se relacionaban en una sola Diosa, Morrigan, cada una con diferentes facetas, personalidad, aspectos y características. Morrigan, la “Diosa de la Muerte”, se le vinculaba también con “La Diosa Luna”, “La Gran Madre”, “La Reina de las Hadas”, “Diosa Ana o Anu”, “Gran Diosa Blanca”.

Facetas de la triada

 Macha:  Diosa del Poder Femenino, la Tierra y la Fertilidad. También fue símbolo de los Caballos.

Pues estando embarazada, fue obligada a competir con ellos, pues su esposo que era uno de los guerreros del Ulster, había roto su fuente de agua bajo la tierra. Sin embargo, les gano a los caballos, dando a luz al final de la carrera y sin obtener ayuda de nadie, logro salir de ese mal momento.

Sin embargo, dejo una Maldición sobre todos los hombres del Ulster, y decía; Que al encontrarse en peligro su Tierra, todos y cada uno quedarían abatidos y postrados como una parturienta.

Badb:  o Beev Catubodua, Bibe, Bayb, derivados del nombre (Badu) o Corneja. Simbolizaba la parte violenta y terrorífica de la Triada; pues estaba relacionada con la guerra, la batalla y la muerte. Además, tenía la particularidad de aparecer en las guerras y batallas en forma de Cuervo.

Dana: llamada también Danu Don, Diosa Femenina de la Naturaleza, originado de ser la primera Diosa-Madre Celta. Tomando tres formas diferentes, virgen, madre y anciana.

Nemain:  la Fea, llamada también “la venenosa”. Inspirando en Morrigan la “Diosa de la Muerte”, el miedo y el terror, a los soldados en batalla.

La diosa junto a sus cuervos
La diosa junto a sus cuervos

Relación con otras diosas

Morrigan, también fue identificada con otras Deidades, entre las que tenemos, la Diosa Hebrea Lilith. Descrita como seductora, demonio femenino, destemplada, con el poder de transformarse, además de poseer las personalidades del bien y del mal.

Lilith, al igual que Morrigan, bajo momentos de presión, era también disuadida a corromperse. Y cambiaba de forma de doncella a anciana, de mujer a cuervo u otro animal.

Con la Diosa Anu, fue relacionada según el antiguo texto Lebor Gabala Erenn. Pues Morrigan era nombrada junto a sus hermanas Anu, que significa “La Nutridora de los Dioses”, (mater deorum hibernemsium), según el vocabulario de Cormac.

En el Condado de Kerry, Irlanda, en Munster, están ubicadas dos colinas gemelas, que fueron dedicadas a los dos senos de Anu.

Morrigan la “Diosa de la Muerte”, también tenía similitud con la Diosa Epónima Eriu (Eire), una de las primeras Diosas que habitaron en Irlanda, conocida también por su forma poética. Eriu, era integrante al igual que Morrigan, de una Triada de Diosas, ( Banba y Fodla), además de poseer el Poder del Nacimiento y la Reproducción.

Eriu, poseía la capacidad de presentarse en las batallas de guerra, ante los soldados, con la forma de un cuervo, al igual que Morrigan.

Otras similitudes

Otros estudiosos han escrito, que Morrigan, la “Diosa de la Muerte”, tiene un parecido a una antigua Diosa de la India, llamada, Devi, esposa del Dios Shiva. Pues esta tenía la particularidad de poseer dos aspectos: la Dulce Uma y la batalladora Durga o la terrible Kali.

No obstante, en la Mitología Nórdica, están Las Valquirias (Valkirias. Pues tanto ellas como Morrigan, tenían el poder de decidir, la victoria o la derrota de los soldados de guerra, en los campos de Batalla. La única diferencia, es que Las Valquirias, formaban un grupo de Deidades, gobernadas por la Diosa Freyja.

Mientras que Morrigan, era una Diosa, con la capacidad de transformarse en animales y en otras personas.

Morrigan en los tres ciclos

Morrigan, la “Diosa de la Muerte”, aparece en los tres Ciclos de la Mitología Irlandesa; destacándose en cada uno de ellos e influyendo sobre sus personajes, y son:

Ciclo de Ulster

Morrigan, se destaca principalmente en la historia de Cuchulainn, llamado “Aquiles Irlandés”, como también (el perro de Culann).  Era hijo del Dios Lugh y Dectera hermana del Rey Ulster, uno de los principales Héroes de Irlanda.

Ambos tienen su primer encuentro en “Tain Bo Regamna”, (El Ataque al Ganado Regamain. Morrigan, la “Diosa de la Muerte”, trae una vaca al territorio de Cuchulainn, este no la reconoce y lo toma como una ofensa. La ataca, pero ella se transforma en Cuervo y se posa sobre la rama de un árbol.

Cuchulainn, al reconocerla, le dice, que no la hubiese atacado si estaría enterado de que era ella, pues, solo le ocasionaría mala suerte. Morrigan, la “diosa de la Muerte”, le hace una advertencia ante esta confesión, que en otro ataque o batalla que se encontraran, seria asesinado y “la vigilia de tu muerte yo soy y seré siempre”.

Otro encuentro fue en la batalla contra las tropas de la reina Medb, por la defensa del reino de Ulster. Que según el mito de Los Bueyes de Cualinge, Morrigan, la “Diosa de la Muerte”, se le había presentado a Cuchulainn, como una joven hermosa, tratando de seducirlo; pero este la rechaza.

Entonces Morrigan, sintiéndose ofendida, durante el combate que tenía Cuchulainn, se va transformando en diferentes tipos de animales, para matarlo, pero no consigue su cometido. Morrigan, planea luego de finalizada la batalla, convertirse en una vieja bruja fea y tenebrosa; que, al verlo mal herido, le ofrece tres tragos de una bebida turbia.

Ciclo mitológico

En una recopilación histórica del Siglo XII, Morrigan, la “Diosa de la Muerte”, es nombrada Leabhar Ghabhala Erenn. Era nieta de Nuada, siendo una de las primeras hijas de Emmas, junto a Banba, Eriu y Fodla, pertenecientes a la tribu de los Tuatha de Danann.

La triada era símbolo en Irlanda, de la soberanía, la tierra y la realeza. Así mismo, por poseer estos títulos, estaban casadas con, los tres últimos reyes de los Tuatha de Danann.

Que eran, Mac Cecht, Mac Cuill y Mac Greine. Morrigan, en la identificación de Anann, se dice que fue madre de Gaim, Glon y Coscar.

En la simbología del coito, es asociada por ser Diosa de la Fertilidad y el Emparejamiento. Pues durante la festividad de Samhain, tenía una relación amorosa cada año con el Dios padre de la Tribu, Dagda. Es por eso que había también una asociación con la fertilidad de las tierras. La diosa de la Muerte, participo también la Batalla de Cath Maige Tuired.

Ciclo feniano

En este ciclo, Morrigan, la “Diosa de la Muerte”, juega un papel principal en la Naturaleza misma. Nuevamente, conformando una triada o trinidad, junto a Midir y Badb; expulsan a los Fomore, de las tierras de los Tuatha De Danann.

Morrigan, se enfrenta a ellos, por la defensa de los cultivos y sembradíos; sobre todo de las frutas, los granos y la leche. Alimentos indispensables en la tribu de sus descendientes.

En Irlanda, era costumbre proclamar los elementos naturales, bajo un juramento. Morrigan, proclama la victoria al derrotar a los Fomore, y se hace soberana sobre las montañas reales de Irlanda, sus principales aguas y las diferentes desembocaduras de los ríos, en todo el territorio.

Vocabulario «Morrigan»

Según los manuscritos en latín, se encontró un libro escrito a mano del siglo IX, según Isaías, en su libro, se encontró la palabra “Lamia”. Y a su vez, la identifico con la palabra hebrea “Lilith”, traduciéndola como un monstruo en forma femenina, relacionándola como una “Morrigan”.

En el Glosario de O´Mulconry, que se remonta del siglo VIII, difiere que Macha es una de las tres Morrigna, señalándola como un conjunto de cosas y no singularmente. Para esa época, Morrigan, se identificaba de esta forma.

Así mismo, en el Glosario de Cormac, del siglo IX, refiere la palabra plural < gudemain >, como (espectros); asociando a Morrigan, “Reina “Fantasma”.

El cuervo

En el último encuentro de Morrigan, la “Diosa de la Muerte”, con Cuchalainn, se cumple la profecía que esta le había pronosticado. Apareciendo en forma de anciana, le ofrece carne de perro, y faltando a sus más altas creencias, la acepta.

Cuchalainn, antes de morir, se amarra a una piedra, para mantenerse derecho y en pie; pero solo cuando un Cuervo se posará sobre sus hombros, el fallecería. Y fue así, porque ese Cuervo era Morrigan, pues ella se lo había manifestado.

El Cuervo, aporto mucho en la leyenda de Morrigan, ya que, en muchas culturas folklóricas, este significa un Ave de Mal Agüero, portador de malas noticias y desastres. Se decía que siempre la acompañaba, la protegía, la cuidaba y nunca se alejaba de ella.

 

El sortilegio de Morrigan

Morrigan, la “Diosa de la Muerte”, en la Cultura Celta, fue una de las Diosas más temidas de esa época, representándola como símbolo de las guerras, la destrucción y la muerte. Pero una Leyenda dice que, antes de darle esta mala fama, ella tenía la facultad de predecir los desastres, ser protectora de la adivinación y anunciar las profecías.

Según esta leyenda, en las épocas de Paz de la Cultura Celtica, alguien se le acerco a Morrigan, para que le adivinara el futuro. Ella amablemente acepto, respondiéndole con un Conjuro, para la mala suerte. Actualmente este se utiliza en los Ritos, para alejar las Energías Negativas y cambiar así la suerte de las personas. El Sortilegio o Conjuro dice así:

“Pregunta a mi Templo, si estás perdido y no consigues el camino. Si quieres encontrar la Felicidad y el Amor, pregunta a mi Templo”. Pero, si el Viento cambia su Dirección, y en las Colinas emergen flores, si el rio hace sus melodías en los bosques, y el vasto mar acaricia sus orillas.  Tú bailaras como el río, giraras al son del viento y gozaras de la belleza.

“Pues, en la misma Naturaleza, tendrás más respuestas, que en todos los Oráculos. Sin llegar a buscar diferentes predicciones.

Día de Morrigan, diosa de la muerte

Las leyendas dicen, que, según la magia Celta, el 23 de enero, martes, es día de Morrigan. Su planeta es martes y su color predilecto es el Rojo.

Existen muchos rituales, para invocar a Morrigan, la “Diosa de la Muerte”, y todo el que desee prosperidad, energías positivas, cura de enfermedades, males de amores, etc.  Ella te ayudará, te defenderá de los ataques de tus enemigos. Con solo pronunciar su nombre despacio e imaginarla bella y hermosa, te responderá.

Morrigan en videojuegos