Saltar al contenido

Minotauro – Descubre La Leyenda

la leyenda del minotauro
[Total:2    Promedio:3/5]

La mitología griega cuenta con algunas de las criaturas mitológicas más llamativas y populares de todo el mundo, una de ellas es el minotauro, ya que este ser no solamente posee características muy singulares, sino que también forma parte de una de las leyendas más importantes de la cultura griega la cual es conocida en gran parte del mundo.

Qué es un Minotauro

Del griego Μινόταυρο (Minótauros) era un monstruo con cuerpo de hombre y cabeza de toro. Su nombre significa «Toro de Minos».

Resumen de la Leyenda del Minotauro

Este ser mitológico era hijo de Pasifae la esposa de Minos rey de Creta quien sostuvo relaciones con un toro blanco que había sido enviado por el dios de los mares, Poseidón, quien hizo que la hija de Helios y Perseis se enamorara profundamente de un animal y tuviese un hijo mitad hombre y mitad toro como venganza por la grave ofensa cometida por el rey de Creta.

El minotauro no solamente era una criatura temible por su apariencia, ya que también era muy violento y se alimentaba consumiendo carne humana, con el fin de esconder esta vergonzosa maldición y proteger a sus súbditos el rey Minos ordenó a Dédalo uno de los inventores más talentosos de Creta construir un laberinto del cual el monstruo no pudiese escapar jamás.

Con el fin de calmar la furia del minotauro Minos decidió ofrecer a esta criatura siete mujeres y siete jóvenes cada nueve años los cuales imponía como tributo a la ciudad de Atenas, cabe destacar que esta ofrenda era realmente un sacrificio ya que las personas que ingresaban al microscopio no sobrevivían y eran devorados por el minotauro.

En una ocasión Teseo, junto a Ariadna la hija del rey quien se ofreció a ayudarlo, se ofreció voluntariamente como ofrenda con la intención de matar a la bestia y liberar a la ciudad de un horrible destino, al ingresar al laberinto Teseo nota un olor a muerte y escucha a lo lejos al monstruo quien está sediento de sangre.

Sin embargo Teseo está preparado para combatir a la bestia, luego de una pelea épica el héroe termina victorioso y logra escapar del laberinto con la ayuda de Ariadna quien lo ató a un hilo mágico cuyo extremo se encontraba en la entrada del laberinto, lo que le permitió salir de esta intrincada obra de arquitectura.

La Leyenda del Minotaurio completa

estatuas de minotauro
Representaciones artísticas del minotauro y su lucha con… lo veremos mas adelante 😉

La leyenda del Minotauro comenzó gracias a una relación vergonzosa y ocultada al público del pueblo de Knosos, esta historia involucraba a la Reina Pasifae y aun toro de extremada belleza, lo cual produjo una bestia mítica de gran tamaño e inteligencia.

Esta es una criatura que en apariencia es mitad hombre y mitad toro y su nombre significa toro de Minos, Minos era el rey de la época de Knosos ubicado en la isla de Creta, Minos fue engañado por su mujer, Pasifae, como parte de una venganza de Poseidón.

Historia del Toro de Minos en dos partes: Minos y Poseidón

Comienza con la petición del Rey Minos a Poseidón para que le asegure su victoria ante el pueblo de Atenas, este deseo estaba condicionado por la ira que sentía el rey tras la pérdida de su hijo predilecto a manos de los atenienses.

Una vez que el Rey Minos alcanzó su victoria, Poseidón le ofreció un hermoso toro blanco para que fuera sacrificado por el Rey en el nombre y como ofrenda a Poseidón, en agradecimiento por su ayuda para que este quedara victorioso ante el pueblo de Atenas.

Sin embargo, el Rey Minos incumplió su parte de la promesa y en vez de sacrificar al toro que le entregó Poseidón este sacrificó un toro similar, haciendo que Poseidón se sintiera traicionado y maldijera al Rey y a la Reina de manera irremediable.

Esta maldición consistía en que la Reina se enamoraría perdidamente del toro blanco y saciaría sus ansias sexuales con este animal, dando como resultado el nacimiento de una criatura mítica que con el tiempo tendría un gran tamaño, fuerza y apariencia ruda: el Minotauro.

La historia de vida del Minotauro avanza unos años más en el tiempo e indica que esta criatura fue encerrada en un laberinto creado por petición del Rey, donde recluye hasta su muerte y a donde enviaban guerreros fuertes para acabar con su vida.

Como parte de la venganza del Rey Minos hacia el pueblo de Atenas y luego de su conquista, este estableció que cada año el pueblo ofrecería 7 jóvenes y 7 señoritas al laberinto para saciar el hambre y mantener calmada a la bestia.

Teseo y su deseo de acabar con la humillación de su pueblo

mito de teseo y el minotauro
Dibujo del mito de teseo y el minotauro

No obstante, aun no termina la historia del Toro de Minos, con el pasar del tiempo Teseo, hijo de Atenas, toma la decisión de enfrentarse contra el Minotauro con el objetivo de acabar con su vida y dar por terminada la decisión de Minos de sacrificar atenienses.

Teseo hizo que lo escogieran como uno de los tributos que serian enviados al laberinto para ser comidos por el Minotauro, previamente se pondría de acuerdo con Ariadna para que esta le enseñara a salir del laberinto con vida después de terminar su cometido.

Al final Teseo utilizaría un carrete de hilo dorado que le entregó Ariadna, una de las hijas del Rey Minos y quien estaba enamorada de Teseo. Una vez que este acabó con el Minotauro salió del laberinto para escapar con su gran amor: Ariadna.

Apariencia del Minotauro en su leyenda

la leyenda del minotauro y el laberinto
¿Existio un hombre toro de verdad?

La fábula del Minotauro es parte de la cultura mítica y su representación ha sido modificada a través del tiempo, haciendo que existan hoy en día dos apariencias posibles sobre las características del Minotauro.

Algunos textos indican que el Minotauro era una criatura con cuerpo de hombre y con cabeza de toro, el cual gozaba de una excelente inteligencia y es la descripción que hoy en día ha sido más considerada correcta en las diversas historias.

Sin embargo esta no es su única descripción, algunos concuerdan en que la historia de esta criatura lo describe como un toro de enorme tamaño y con cara de hombre, que aunque tenía un aspecto imponente era un espectáculo difícil de ver.

Evidencia física de la leyenda o fábula del Minotauro

Aunque la leyenda del Minotauro es en sí una fábula, existe evidencia física arqueológica que apoya la presencia de esta criatura mítica en sus tiempos, esto se debe a la existencia de un palacio alegórico en el laberinto que hacía referencia a la minotauromaquia.

Hoy en día existen diversas representaciones sobre este bastardo de la reina, comenzando con el cuadro realizado por Pablo Picasso y por su inclusión en obras literarias y visuales, donde se habla de este como una criatura terrorífica y peligrosa para los hombres.

El Minotauro y el laberinto de Creta

La venganza de Poseidón, el Dios de los mares, continuaba a medida que el Minotauro crecía, este solo se alimentaba de carne humana y leche de elefantes y a medida que se hacía más adulto era mucho más salvaje e incontrolable.

Llegado el punto en el que Rey Minos temía por la vida de su pueblo y de sí mismo, determinó que la bestia debía ser encerrada en el laberinto de Dédalo, conocido mayormente como el laberinto de Creta, donde el Minotauro fue abandonado.

El laberinto fue construido desde el centro, donde se encontraba la criatura encerrada, hacia los extremos, compuesto por múltiples pasillos que se entrelazaban entre sí dejando solo un camino para entrar y llegar al medio de este.

Este laberinto contaba con todas las tecnologías estructurales de la época, por ejemplo, poseía un sistema de alcantarillado y habitaciones variadas que lo volvían totalmente intrincado para quien no conociera el camino correcto de salida.

En el palacio de Knosos se encuentran diversas evidencias que apoyan la existencia de este laberinto y, por tanto, la leyenda del Minotauro encerrado en esta estructura bastante impresionante.