Saltar al contenido

Mercurio, el dios de las sandalias aladas.

MERCURIO
[Total:0    Promedio:0/5]

Mercurio, el dios de las sandalias aladas conocido así por los romanos, mientras que para la mitología griega era Hermes. Era uno de los doce dioses del Olimpo. Sus padres el rey de los dioses Júpiter y de la semidiosa Maya. Además, era el “mensajero de los dioses”.

Etimología

Hermes

En la mitología romana, Mercurio representaba en latín “Mercurius”. Era un famoso dios del comercio. Su nombre se relaciona con la palabra latina merx que significa “mercancía”. Se cree que pudo haber estado vinculado con la semidiosa etrusca Turms.

Mercurio

Además, también su nombre ha inspirado varias cosas como el planeta “mercurio”, el elemento “Mercurio” y la planta “Mercurial”.

Origen

Hermes hijo de la divinidad mayor en la mitología romana Zeus y de la ninfa Maya. Su nacimiento surgió en el monte Cileno, su niñez se desarrolló por las estaciones. Desde pequeño fue un niño intranquilo y aventurero. En Grecia, es conocido como Hermes, esta divinidad era el mensajero de los semidioses.

Hermes
El Dios y su origen

Este héroe personifica a un joven desnudo con alas y sandalias, con mucha astucia y agilidad. Además, se le atribuye ser el dios de los ladrones, dado que despojó las flechas de Apolo, el arpón de Neptuno y la espada de Marte.

Esta divinidad fue un niño travieso, a pesar que a su cargo dirigía las almas del infierno, y traerlas de vuelta al mundo cuando regresaban para morar en otros cuerpos.

¿Pero, quien era realmente este Dios?

Mercurio además de transmitir a humanos a otros dioses los mensajes de los semidioses hacía a la vez la función de recadero trasladando objetos, llevando personas etc.

Es por ello, que en la antigüedad simbolizaba al dios protector de los mensajeros, viajeros y comercio.

En sus funciones como mensajero, Mercurio se trasladaba a gran velocidad. Muchas veces volando del cielo a la tierra o viceversa. Todo ello, gracias a unas maravillosas sandalias con alas que poseía.

Aunque fue uno de los dioses romanos de gran importancia no formó parte del panteón romano sino hasta el siglo III antes de Cristo. Cuando se instruyó un proceso de conciliación entre las disciplinas griegas y romanas. Conocido, así como Mercurio el dios del comercio.

MERCURIO

Historia del Dios del comercio

Esta divinidad no solo era el dios del comercio, sino que también representaba al protector de negociantes, viajeros y pastores y de todo aquel que su labor estuviera relacionada con el comercio y manejo de mercancía. De allí proviene su nombre del latín “merx” que simboliza mercancía.

Se cuenta que, en sus primeras horas de vida se escapó de su cuna y se trasladó a Pieria llevándose consigo a uno de los bueyes de Apolo. Para que no lo descubrieran, Hermes se colocó unas sandalias y dirigió a los bueyes a Pilos, matando a dos y encerrando el resto en una cueva.

Luego regresó a Cilene, donde halló una tortuga le quito el caparazón para inventar así la lira.

El dios Apolo, usando su poder iluminado, descubrió que fue esta deidad quien hurtó parte de su ganado y fue a Cilene a acusarlo con la diosa Maya quien era su mamá. Está, enseñó al dios el pequeño en su cuna, pero Apolo llevó al niño ante Zeus y pidió el regreso de sus bueyes.

Zeus le pidió que cumpliera con las reclamaciones de Apolo, pero Hermes negó haberse robado el ganado. Pero viendo que sus versiones no eran creídas, llevó a Apolo hasta Pilos y le entregó sus bueyes. Cuando Apolo escuchó la melodía de la lira quedó tan fascinado que le permitió a Hermes que se quedara con los animales.

MERCURIO

Apolo le concedió a su amigo su bastón dorado de pastos, mostrándole cómo pronosticar por medio de los dados. Convirtiéndolo Zeus en su emisario y de los dioses del mundo inferior.

Representación de Mercurio

Mercurio encarna a un hombre joven, astuto, sonriente y cubierto con un pequeño manto. Tanto su gorro como su vara están dotados de alas, así como sus tobillos todo ello indicaba que es el mensajero de los dioses. De su boca brota ciertas imágenes con una cadena de oro que representa el poder de predicador que atrapa las voluntades de sus oyentes. En su mano derecha sujeta la varilla, como símbolo de un ministro plenipotenciario y moderador y en su mano izquierda posee una bolsa que representa el dios protector de los comerciantes.

Mercurio

Sus insignias son el gallo y la tortuga. El gallo representa vigilancia en el cumplimiento de diferentes funciones mientras que la tortuga recuerda que Mercurio fue quien ideó la lira.

Esta deidad suele plasmarse con su calzado dotado de alas y su casco el pétaso, aparte de llevar una vara en la que se cruzan dos serpientes. Este poderío, conocido como el atributo, fue un obsequio del dios Apolo y actualmente esta muy relacionado a la insignia de la farmacéutica.

Se dice, que el Dios regularmente viajaba y solía hacerlo acompañado de un gallo, un cordero y y una tortuga. Símbolos del nuevo día, fertilidad y de la música respectivamente. En el caso de la tortuga se emblema se le atribuye a Mercurio al idear la lira usando el caparazón de tortuga vacío.

Dado a su pausada entrada al Panteón de Roma, el dios Mercurio no tenía sus propios sacerdotes a pesar que si contaba con evento personal la cual era conocida como la Mercuralia y se celebraba el 15 de mayo.

Nos cuenta la leyenda que, durante este día de fiesta los vendedores mojaban sus cabezas con agua de su pozo santificado, porque pensaban que al hacerlo lograrían el éxito de sus futuros negocios.

Con el paso del tiempo su función como semidios del comercio, también se le atribuyó la particularidad de ser el enviado de los dioses, inclusive en la Galia se le consideró como el comisionado de trasportar las almas de los fallecidos al otro mundo.

Deidades romanas

Entre las principales divinidades romanas se encuentran:

  • Júpiter
  • Juno
  • Neptuno
  • Apolo
  • Ceres
  • Diana
  • Marte
  • Mercurio
  • Minerva
  • Venus
  • Vulcano
  • Vesta

Que corresponden con:

  • Zeus
  • Hera
  • Poseidón
  • Apolo
  • Démeter
  • Artemisa
  • Ares
  • Hermes
  • Atenea
  • Afrodita

Particularidades del Dios romano

Como se ha descrito anteriormente, era conocido como Mercurio en Roma y Hermes en Grecia, Representando al dios mensajero de los propios dioses y Guardián de los comerciantes y viajeros, pastores y rebaños. Fue muy conocido en Galia, Bretaña.

Se personifica con un atributo o vara que representa el comercio, una bolsa o sombrero redondo junto a unas sandalias aladas. Su religiosidad es una influencia que surge a partir del siglo III a C. de la mitología griega, dado que no se encontraba en la antigua religión romana. Sus padres fueron Júpiter y Maia Maiestas.

Aparte de las sandalias, otro elemento propio de Mercurio es su sombrero típico de la antigüedad llamado “petasus” con alas.

Otro atributo característico de él es la “varita o caduceo” compuesta por dos serpientes enrolladas y unas pequeñas alas que en la antigua Grecia llevaban los emisarios.

Hazañas

Son muchas las hazañas y aventuras que se le atribuyen a este gran dios.  Por su gran habilidad para el robo fue considerado el patrón de los ladrones.

Mercurio
Hazaña de Mercurio

Igualmente, se creía el guardián de los pastores e inventor del trueque, alfabeto, instrumento musical de la lira, pesos y medidas.

Otra función que cumplía esta deidad, era trasportar las almas de los muertos de la Tierra al Hades.

Otras versiones

Desde su nacimiento, ya se sentía apuesto y fuerte tanto así que se atrevió a luchar contra Cupido, derribándolo con una zancadilla, despojándole su carcaj. Mientras que otras divinidades le agasajaban por su triunfo, hurtó la espada de Marte, el tridente de Neptuno, el cinturón de Venus y el Cetro de Júpiter. Y por poco se apodera también de hurtar el rayo sino hubiera tenido miedo de quemarse los dedos.

Tanta audacia que mantenía Mercurio hizo que fuera arrojado del cielo. Llegando a la Tierra y quedándose a vivir en Tesalia donde vivió su niñez y juventud. Apolo se dedicaba a recoger los bueyes del rey Admeto, cuando Mercurio siendo pastor también, le pareció interesante adueñarse de un rebaño. Por lo que se aprovechó de la ocasión cuando Apolo evocaba sus amores pastoriles, sumergido en un sentimental delirio tocando la flauta. Mercurio desvió sus bueyes del sitio en que pastaban y se los escondió dentro del inmenso bosque.

Estos abusos hicieron que fuera considerado como el dios de los ladrones de los bribones.

Mientras que Apolo enfurecido por la acción de Mercurio, llega a un acuerdo. Apolo recibió de Mercurio una cítara de tres cuerdas y a cambio de ella Apolo le dio una varilla de avellano que tenía el poder de calmar las peleas y reconciliar a los enemigos.

Para asegurar el poder del amuleto, el dios Mercurio lo colocó entre dos serpientes que luchaban ferozmente cuando de repente las dos se envolvieron en la varilla quedando enlazadas formando el caduceo, principal particularidad de Mercurio.

Culto

A pesar que esta deidad fue incluido al Panteón Romano muchos años después. La sociedad Romana festejaba todos los 15 de mayo un día de culto dedicado al dios del comercio. Al cual llamaban la “mercuralia”.

Mercurio

Para esta fecha los vendedores y mercaderes sumergían las cabezas en la fuente sagrada de Mercurio, pensando que al hacerlo obtendría sabiduría para conseguir el éxito y prosperidad en los negocios.

Sincretismo

Mercurio se hizo popular entre las naciones conquistadas por el imperio romano. Julio César escribió que Mercurio era el dios más famoso en Bretaña y Galia y que además era considerado el padre de todas las artes. Lo que probablemente condujo a que en el sincretismo romano Mercurio fuera hermanado con el dios celta lugus el cual se veía acompañado de la diosa celta Rosmerta.

A pesar que Lugus, pudo haber sido una divinidad de la luz o del sol parecido al Apolo romano, su jerarquía como dios del comercio hizo que el parecido fuera más visual. Siendo a su vez Apolo equiparado con el dios celta Belenus.

Además, estuvo relacionado con el dios germánico Wodanaz, donde el escritor romano del siglo I Tácito identificaba a ambos héroes como uno solo, describiéndolo como el principal dios de los pueblos germánicos.

También se dice, que en las regiones celtas Mercurio se simboliza con tres cabezas o caras y en Tongeren (Bélgica) se ha localizado una imagen de Mercurio con tres falos, resaltando los dos adicionales de su cabeza en lugar de su nariz, considerándose el número tres mágicos. Haciendo que estas estatuillas hechiceras se creyeran que eran de buena suerte y fertilidad.

Otros nombres epítetos

Mercurio, conocido por los romanos como Mercurius y en los escritos más antiguos como Merqurius, Mirqurios o Mircurios. Tuvo muchos calificativos los cuales fueron representados en diferentes aspectos, sincretismos con divinidades no romanas, entre las más importantes fueron.

  • Mercurius Artaios

Una mezcla de Mercurio con la diosa celta Artaios, un dios de los osos y la caza que fue ídolo en Beaucroissante.

  • Mercurius Arvernus

Una combinación del Arverno celta con el dios Mercurio. Arverno era idolatrado en Renania, seguramente como una diosa particular de la tribu arverna.

  • Mercurius Cissonius

Mercurio y el dios celta Cissonius, limitado a la región desde Colonia (Alemania) hasta Saintes (Francia).

  • Mercurius Esibraeus

Combinación del dios Ibera Esibraeus con el dios romano Mercurio. Solo se menciona a Esibraeus en un epígrafe hallada en Medelim y probablemente sea de la misma deidad que Banda Isibrauegus, a la que se le adora en una inscripción de la cercana villa de Bemposta.

  • Diatorio

Apodo que recibe por su condición de heraldo de Júpiter.

Mercurio, el planeta

Por sus increíbles características contentivas de este dios, los antiguos lo compararon al planeta Mercurio. Este astro es perceptible, en los amaneceres o al atardecer. Los antiguos observaban que su movimiento era muy veloz en semejanza con otros planetas de movimientos más lentos. De manera que, es normal que lo identificaran con el más rápido de los dioses del Olimpo.

Mercurio