Saltar al contenido

Mama Cocha, la madre de las aguas

Mama Cocha
[Total:0    Promedio:0/5]

Mama Cocha es una de las diosas incas de mayor renombre. Su nombre proviene del significado Madre, de la palabra Mama y Aguas, de la palabra Cocha. Es por eso que se puede identificar a Mama Cocha como la gran madre de todas las aguas.

Esta hermosa diosa se caracterizaba por representar los mares y sus mareas, además de los lagos, ríos, pozos, manantiales y toda agua dentro de la Tierra. De hecho, se creía que la diosa Mama Cocha era la madre de los manantiales, quienes se regían por sus órdenes al ser sus hijos.

A la diosa de las Aguas se le veneraba para poder pedir por la calma de los mares fuertes y para que la pesca fuese bastante próspera. Mama Cocha poseía una gran popularidad entre las poblaciones de varios países en los que se encuentra Colombia, Perú, parte de Chile o Ecuador.

Esto se debía a que estos países poseían zonas donde el trabajo de pescar era el sustento de muchas personas, por lo que resultaba de gran importancia contar con las bendiciones que la diosa de las Aguas podía ofrecer si se le veneraba para pedir o para agradecer.

Es importante resaltar que Mama Cocha también se conocía y veneraba mucho en aquellos pueblos que poseían una cercanía a un lago o laguna. Además, la diosa realizaba el trabajo de brindarle la protección de desastres naturales que incluyeran los mares, a los pueblos indígenas de descendencia inca.

Esta diosa era la esposa de un gran dios inca conocido como Viracocha, quien se consideraba como el Dios Creador y supremo de la Tierra, convirtiendo a Mama Cocha en una deidad encargada de representar a las mujeres y a todo el lado femenino de la Tierra.

Una deidad de gran importancia en la cultura incaica de los pueblos andinos

Mama Cocha

Como esposa del dios Viracocha, se encargaba de darle equilibrio a todo el mundo porque era parte de su trabajo, tomando en cuenta que por eso llegaba a identificarse con la lluvia que cae sobre la tierra para poder fertilizar y que se obtengan sus frutos.

Un dato muy importante sobre esta diosa era el hecho de que pertenecía a las Cuatro Madres elementales, conformadas por la diosa Pachamama, conocida como la Madre Tierra; Mama Nina, conocida como la diosa del fuego, Mama Cocha, la diosa del agua; Y Mama Waira, otra diosa de la mitología inca.

Además, también es muy importante saber que, según la historia, la unión de Pachamama o la Tierra; Mama Cocha o el Agua y, Mama Quilla o la Luna, son la representación de las fases lunares dentro de las creencias generadas en el Imperio Inca.

Sin embargo, esta diosa sólo habitaba lo que los incas conocían como el mundo celestial, uno de los tres mundos que complementaban el universo según lo creían los incas. Según las leyendas, existe la posibilidad de que la diosa del agua sea hija del Sol e hija de la Luna, siendo hermana de Inca.

Sus principales características según las leyendas eran que se encargaba de enseñar con su hermano, Inca, la manera de vivir mejor en la Tierra, con paz y amor. Es por eso que, muchas personas la consideraban como una madre muy protectora por quién debían ser guiados.

Se cree incluso que, gracias a su ayuda y a la de su hermano, las civilizaciones incas pudieron construir y prosperar la tierra para poder ver los frutos en poco tiempo, gracias a la orientación que estos hermanos enviados del cielo, lograron otorgarles a los viejos pueblos indígenas de aquel entonces.