Saltar al contenido

Kamaitachi, comadreja de la hoz

[Total:1    Promedio:1/5]

 

En el folclore japonés se pueden encontrar gran variedad de monstruos y espíritus de todos tamaños y formas que pueden ser buenos, malos o neutros.

El Kamaitachi es un yokai muy poderoso y misterioso de la mitología japonesa, se consideran monstruos letales ya que son tan veloces que es son imperceptibles.

Se dice que viajan en el viento en grupos de tres y atacan las piernas de sus víctimas. Su estructura es el de pequeñas comadrejas con una hoz o cuchillas en sus patas para así poder herir a sus objetivos.

Orígenes de los Kamaitachi

El primero en imaginar este particular yokai, de manera de comadreja fue Toriyama Sekien, quien tuvo una idea principal para su nombre el cual fue Kametachi, que significa atacando.

Pero a última hora lo cambio a Kamaitachi que se deriva en kama (“hoz”) e itachi que significa “comadreja”, para que tuviera más similitud a las ilustraciones de su libro bestiario Gazu Hyakki Yako (“El desfile ilustrado de la noche de los cientos de demonios”).

Adicionalmente un dato curioso es que kama, es el nombre de una hoz japonesa que los campesinos utilizaban para cumplir con sus labores del campo y para su propia defensa.

La hoja es más compacta que la hoz occidental y la acompaña un mango de madera. Algunas veces le ataban una cadena en la punta inferior para hacerla más larga.

Características de un Kamaitachi

Los kamaitachi son conocidos como criaturas veloces y ágiles, capaz de moverse tan rápido que crean remolinos de aire de los cuales es imposible escapar, provocando a los humanos heridas con su hoz o con garras con forma de las mismas.

A veces las personas se encuentran arañazos o heridas sin causas aparentes, y estas son atribuidas a los kamaitachi. A pesar de ser consideradas como criaturas malvadas, puede ser un poco contradictorio, ya que las mismas no dejan que sus víctimas sientan dolor o sangren.

En la prefectura de Gifu, se creía que viajan en grupos de tres y cada uno cumplía una función particular, el primero aturdía y a veces tumbaba a la víctima. El segundo la hería con sus letales garras u hoz y la tercera aplicaba una medicina que evitaba el sangrado y el dolor.

Se dice también que la tercera aplicaba la medicina y además chupaba la sangre del humano, y que si alguna de las tres llegase a morir, las otras dos se encargarían de atacar y chupar la sangre.

Sus principales victimas

Estos atacaban por lo general a campesinos que se internaban demasiado en los campos o a viajeros que se perdían en los bosques.

Los que caminaban en cultivos resultaban ser presas fáciles para los kamaitachi, sintiendo como los envolvía un aire extremadamente helado que les paralizaba las piernas, procediendo así a atacar y colocar la medicina.

Esta leyenda se le solía contar a los niños para que se fueran a la cama temprano y para que no jugaran en los prados a altas horas nocturnas.

En la cultura popular existen representaciones de kamaitachi. En caricaturas como pokemon y naruto se pueden ver personajes inspirados por estas criaturas.