Saltar al contenido

Inugami ¡Orígenes e historia del Perro Dios!

Inugami
[Total:0    Promedio:0/5]

Su traducción literal sería algo así como “un perro dios” y es que en la mitología japonesa un Inugami es un espíritu animal, lo que significa que puede aparecer en cualquier especie, sin embargo, el más popular es el perro.

Un dato curioso es que los Inugami son nada menos que una variedad de un tipo de hechicería japonesa llamada Kojyutsu, cuya práctica se prohibió en la era del Heian.

¿Cómo se origina el Inugami?

Lo primero que se debe entender es que, en Japón, como en gran parte de las culturas del mundo, el perro se ve como una compañía fiel, cariñosa, rápida, ágil, feroz y muy intrépida.

Su capacidad de proteger al ser humano ha hecho que en una buena parte de las leyendas japonesas los perros sean considerados seres mágicos e incluso peligrosos.

Inugami perro dios salvaje
Origen de Inugami

Un claro ejemplo es el pueblo autóctono de Hokkaido, llamado Ainu, donde el perro se considera el animal más peligroso, astuto e incluso algo humano.

Es probable que sea esta clase de creencia la que originó el mito de espíritus de perros con poderes sobrenaturales.

¿Cómo se crea un Inugami?

Primera versión:

Según las leyendas la creación de un Inugami es algo casi inhumano para el animal, ya que se debía enterrar a un perro hasta el cuello y colocarle comida cerca, pero no lo suficiente para que éste pueda alcanzarla.

Durante el tiempo de agonía del animal el amo debía estar presente y asegurarle a través de palabras que el sufrimiento del perro era el mismo que el suyo.

Inugami perro salvaje animal japones hsitoria japonesa
Primera versión de creación o historia

Una vez muerto el animal, se creaba un Inugami y se debía cortar el cuello del cadáver y usarlo como amuleto, ya que así se volvía obediente al espíritu.

Segunda versión:

Las leyendas cuentan que otra forma de poder crear a un Inugami es encerrando a varios perros en un mismo sitio sin agua ni comida. El resultado será que en pocos días se comerán entre ellos.

Una vez sólo quede uno vivo, se deberá esperar a que éste muera y cortarle la cabeza para emplearla como un amuleto.

historia japonesa folklore Inugami
Segunda versión de creación

Tercera versión:

Se cuenta que hace siglos una anciana que tenía gran rencor y deseos de venganza contra un enemigo tomó a su perro más preciado y lo enterró en el suelo, dejando fuera sólo su cabeza.

Y entonces le dijo que, si realmente aquel ser tenía alma y le amaba, que hiciera su voluntad y a cambio ella le adoraría como si fuera un Dios.

Entonces, le cortó la cabeza al perro con una sierra de bambú, liberando el espíritu del animal en forma de Inugami.

Cosas que debes tener presente

  • Hay culturas en las que el Inugami cumple las mismas funciones de un kitsune (zorro). Además, hay una suerte de Inugami-mochi, que en realidad está bendecido con suerte y muchísimo éxito en vida.
  • El inugami, será rechazado por las demás personas y esto hará que le sea casi imposible conseguir pareja.
  • Además, en las Islas Oki es importante evitar insultar a los Inugamis, ya que, a diferencia de los Kitsune, éstos no están sólo bajo los deseos de su amo, sino que eran capaces de actuar por impulso propio.
  • La creencia en el Inugami está tan extendida que, en el Sudoeste de Japón, concretamente en Kyushu, Okinawa y Shikoku se revisar antes del casamiento el árbol familiar de cada novio para ver si hay algún Inugami-mochi.
Inugami folklore espirítu perro dios salvaje historia Japón Nippon
Bruja con Inugami ¡Consideraciones!

La Posesión a Humanos

Una vez ha muerto el perro, éste deja su cuerpo atrás y comienza en espíritu a seguir los deseos de su amo.

Pero esto significa algo más particular y es que el cuerpo del perro sigue bajo tierra, pudriéndose, lo que significa que si el Inugami regresa después ya el cuerpo no puede ser habitado.

Por lo que, molesto, tomará posesión del cuerpo de su amo y se según las leyendas, lo volverá poderoso.

De hecho, hay quienes creen y mucha literatura que se apoya en leyendas, que al poseer el cuerpo el Inugami es capaz de curar enfermedades y devolver la salud.

La única cosa particular es que, al ser poseído el humano, éste actuará como si fuera un perro.

Y hemos llegado al final ¿qué te ha parecido? ¿te sabes algún otro dato curioso de los Inugami? Si es así ¡coméntanoslo!