Saltar al contenido

Humanoides grises

Los grises son, sin duda, la raza extraterrestre más popular dentro del mundo de la ufología. La información que tenemos sobre ellos es bastante extensa y en ocasiones algo confusa, aunque la mayoría coinciden en describir sus características más importantes.

Características de los grises

Su aspecto físico es de pequeños humanoides de más o menos un metro de altura, con cabezas enormes en proporción a su cuerpo y grandes ojos negros de forma ovalada. Su piel es gris, de donde viene su nombre, carecen de nariz y tienen una boca muy pequeña.

Los brazos de estos seres son largos y delgados, llegando hasta las rodillas y acabando en manos con cuatro dedos de distintos tamaños. No se observa ningún tipo de musculatura, ni siquiera en el cuello, pese a que ha de soportar el considerable peso de la cabeza.

La abducción de los Hill

La aparición de los grises está estrechamente ligada con los primeros episodios de abducciones. El testimonio más antiguo que conocemos se remonta a 1961, cuando el matrimonio estadounidense formado por Betty y Barney Hill afirmaron haber sido secuestrados por visitantes de otro planeta.

Este hecho tuvo relevancia internacional gracias a su publicación en la revista “Life”, donde se cuenta que Betty Hill se sometió a una sesión de hipnosis tras el suceso y pudo describir a los seres que la habían abducido. Hasta dibujó el mapa estelar de su sistema de origen, Zeta Raticuli, por lo que los grises también son conocidos como “Zetas”.

Betty afirmó que fue transportada al interior de una nave y sometida a exámenes físicos por parte de once alienígenas, quienes tomaron muestras de su sangre, piel y cabello. Esto supuso el pistoletazo de salida para multitud de casos posteriores, donde participaron diferentes razas de extraterrestres. Sin embargo, los grises siempre estaban presentes en la mayoría de ellas. ¿Por qué?

El papel de los grises en las abducciones

Aunque los ufólogos afirman que hay más de 50 razas alienígenas que llevan a cabo abducciones en la Tierra, en casi todos los casos los grises participan en ellas. La teoría más aceptada es que no actúan solos, sino que secuestran a sus víctimas para entregarlas a otras especies.

Durante estos sucesos, los grises pueden alterar la percepción de la realidad, adoptando cualquier apariencia que quieran e incluso cambiando el entorno. Esta habilidad la usan para tranquilizar a los abducidos con imágenes familiares, además de distorsionar sus recuerdos cuando han finalizado.

En los últimos tiempos han aumentado los casos de mujeres que dicen ser abducidas y embarazadas por extraterrestres. Esto ha provocado que tome fuerza la idea de que los grises no pueden reproducirse por sí solos, recurriendo a la inseminación artificial para crear híbridos. Sea como sea, a día de hoy, desconocemos realmente sus intenciones.