Saltar al contenido

Horme, ¡daimon de la máxima voluntad!

Horme
[Total:0    Promedio:0/5]

Muchas deidades de la mitología griega no fueron exactamente representadas físicamente, algunas sólo eran personificaciones tal cual como sucedió con Horme. Estas leyendas pertenecen al antiguo griego, es por ello que casi no conocemos su pasado.

Principio de esta deidad

Ὁρμή, mejor conocido como Horme en el  antiguo griego, fue la encarnación  del esfuerzo y el empeño que tiene cada persona en una obra o trabajo.

Este ser mitológico fue descendiente de la diosa de la noche Nix, la cual no necesitó alguna intervención masculina para procrearlo.

Ergía daimónide opuesta al esfuerzo

Ergía fue como Horme una deidad, ella fue hija de Éter y la Tierra. Encarnaba la pereza y la apatía, convivía en conjunto con la tranquilidad y el silencio. En la mismísima cueva donde descansaba Hipnos, que personificaba el sueño.

Su daimon opuesto es Hormes que simboliza el esfuerzo, mientras que su gemela romana vendría siendo Socordia.

Daimónide Ergía
Daimónide Ergía

Comparaciones con otras deidades

Horme fue venerado junto a Hefesto y Atenea. Además también fue asociado a un demon de la técnica y el arte llamado Tekné.

Así mismo, en el ágora de Atenas existía un altar que Horme compartía con otras deidades personificadas. Tales como Aidos(diosa de la vergüenza) y Feme (diosa de los rumores)