Saltar al contenido

Hipnos, Dios del Sueño

Hipnos
[Total:0    Promedio:0/5]

Al igual que otros dioses, Hipnos fue la viva representación del sueño un dios muy conocido y respetado. Hipnos provenía de una familia de seres míticos muy popular entre la mitología griega. Esta deidad sin duda alguna también tiene una gran historia para ofrecer.

Origen de la palabra

En la antigua Grecia, cuando se hablaba del sueño, este tenía una representación simbólica Ὕπνος” y ese era el dios Hipnos, derivándose de ahí la palabra “hipnosis”.

Historia de Hipnos

Se dice que esta divinidad, era hijo de la diosa de la noche “Nix”, quien lo fecundó sin intervención de ninguna figura masculina. Aunque algunas versión atribuyen la paternidad a Érebo, el dios de de la oscuridad.

El dios del sueño, tenía un hermano gemelo, Tánatos quien representaba al dios de la muerte sin violencia. Los hermanos fueron criados en el Hades o también conocido como Erebo. Ambos convivían en una cueva oscura donde el sol solía entrar, pero en su entrada crecía un gran número de amapolas así como otras plantas hipnóticas.

Existen diversas versiones donde señalan que la ubicación de este lugar, difieren si en realidad era un sitio donde se ubica la construcción de un palacio subterráneo  muy cercano a su madre o era una cueva oscura bajo una isla griega mediante la cual fluía Lete, el río del olvido.

Hipnos
Nix, Hipnos y Tánatos

Atributos y función

El dios del sueño Hipnos representaba  a un joven totalmente desnudo y con alas en las sienes o espaldas. En algunas ocasiones, aparecía con barbas como su hermano gemelo Tánatos. Otras veces figuraba como una imagen dormido en una cama llena de plumas con cortinas negras a su alrededor.

Hipnos
Hipnos & Tánatos

Hipnos caminaba la tierra incluyendo el mar, con una rapidez impresionante donde adormecía a todos los demás que se encontraban a su alrededor. Tan solo tocando la frente de la persona con el toque de una rama o dejaba caer sobre los ojos el líquido que lleva en su cuerno de opio.

Las características que presentaba el dios del sueño, eran de un cuerno de opio que permite  incitar el sueño en las personas, un tallo de amapola, una rama de la que goteaba el rocío del río Lete y una antorcha invertida.

Se dice que estos dos hermanos, cada noche se sentaban y se disputaban quien se llevaría cada hombre. Esta discusión se formaba según Homero y Hesíodo, porque Tánatos era el dios de la muerte sin dolor, y se encontraba siempre  a la sombra de Hades el señor de los muertos. Mientras que Hipnos imitaba en cierto sentido a su hermano, debido a que el sueño inutilizaba las acciones de los hombres y esto era lo que hacía distribuirse lo hombres de manera equilibrada todas las noches.

Descendencia de Hipnos

Se cuenta que la diosa Hera le prometió a Hipnos la mano de Pasítea, una de las Gracias, si le ayudaba  dormir a su esposo Zeus. El dios Hipnos aceptó, pero Zeus despertó enojado y se dio cuenta de lo planeado. Lleno de rabia quiso arrojar a Hipnos del monte Olimpo. Pero su madre Nix por poseer el gran poder como diosa primigenia evitó el castigo y logró salvarlo. 

Hera cumplió con lo ofrecido y finalmente Hipnos se casó con Pasítea y procrearon mil hijos, los cuales llamaron Oniros. Entres quienes estaban Fantaso, Fóbetor y  Morfeo. Morfeo se encargaba del contenido animado de los sueños de los seres humanos, mientras que los demás Oniros se ocupaban de los animales y los objetos inanimados en los sueños.

Otras historias descartan el matrimonio de Hipnos y Pasítea y atribuyen la maternidad de los Oniros a la unión con su madre Nix.

Otras leyendas del dios del sueño

Hipnos cumplió funciones como heraldo, cuando Hera le solicitó que tomara la figura de Ceix, rey de Traquis en Tesalia y se le presentara a su esposa Alcíone en sueños  y le explicara su muerte. Debido a que la mujer aún continuaba esperando el regreso de su amado esposo, ignorando que éste había fallecido hace tiempo.

Vida inmortal de Edminión

Edminión fue un hombre que se enamoró perdidamente de la diosa de la luna Selene y ansioso por no dejar jamás a su amada sola, rogó a los dioses que lo ayudaran. Por lo que Hipnos, le otorgó a Edminión el poder de dormir con los ojos abiertos y poder admirar a su amada esposa Selene, diosa de la luna

El final de la Guerra de Troya

Cuenta la leyenda que cuando se iniciaba la Guerra de Troya, la diosa del matrimonio Hera, ansiosa por ayudar a los Dánaos, planificó cautelosamente un plan. Consistía en traicionar a su esposo Zeus,  enamorándolo con su encantadora belleza y darles así la victoria a sus protegidos.

Para que este plan se llevara a cabo, la diosa necesitaba la ayuda del dios del sueño Hipnos. Pero este no aceptó la idea de Hera, dado que en la ocasión anterior había aceptado ser su cómplice de sus planes y terminó escondiéndose en su madre Nix, debido a que este se encontraba enojado por el engaño. Sin embargo, Hera utilizando sus encantos, le ofreció a Hipnos lo que tanto añoraba, que era casarse con Pasítea, una de las Cárites más jóvenes.  El dios un poco malicioso le hizo jurar ante todos los dioses como testigos de que cumpliera lo prometido, que era su boda con Pasítea.

Cuando Zeus, se encontró con su mujer, el dios del sueño se ocultó en la oscuridad esperando el momento para aparecer y dormir a los dioses. Al lograrlo eso le permitió que Hera y Poseidón ayudaran a los Dánaos, proporcionándoles la victoria con un Zeus profundamente dormido. Gracias  a la ayuda de Hipnos, que la guerra llego a su fin.

Hipnos
Hipnos y la gran guerra