Saltar al contenido

Heh, Dios egipcio del espacio y el infinito

[Total:0    Promedio:0/5]

Dentro de la mitología de Egipto, Heh era la edificación del concepto de eternidad. Aunque también era conocido como la infinidad de la ogdoada.

Gracias a esto, muchas de las traducciones de su nombre significaban “infinitud”. Además, este Dios tiene un equivalente femenino: Hauhet.

¿Qué significa su nombre?

Este dios pertenece a la mitología del antiguo Egipto, y su nombre significaba “millones” o “millón”. Esto se debía a que era visto como el Dios del infinito o del espacio.

Como dato curioso, en las matemáticas egipcias la cantidad de un millón era el equivalente al infinito.

¿Cómo era representado?

Heh
Heh, en su forma común

Dentro de los conceptos de ogdoada, su forma masculina tiende a representarse como un hombre con cabeza de rana. Aunque también puede ser representado como una rana.

Cuando toma la forma de mujer, suele ser una figura femenina con cabeza de serpiente. Así mismo, en otras representaciones se le muestra arrodillado, y en una de sus manos sostiene siempre una rama de palmera.

Esto significaba en la cultura egipcia una vida larga o prolongada, ya que los años se representaban con las muescas que tenían las palmas.

Además, cada una de las representaciones contiene un anillo “shen” en cada base de las ramas de la palmera, que es un signo claro de infinidad. Por otro lado, antropomórficamente hablando, al representarse como una figura masculina tenía barba y una cabellera larga.

Y cuando aparecía arrodillado, una de sus rodillas estaba levantada y algunas veces se incluía una rama adicional de palma sobre la cabeza del dios.

¿Qué es la ogdoada?

Heh
El Dios Heh con los representantes de la Ogdoada

Antes se mencionó que, en la representación femenina, su nombre es Hauhet. Ambas representaciones (femenino y masculino) representan al infinito.

Además, Heh pertenecía a algo llamado “ogdoada” que son las primitivas ocho deidades adoradas en Hermópolis Magna. Estas eran consideradas como las almas de Thot, el Dios de la sabiduría.

Los otros miembros eran:

  1. Nu
  2. Nanuet
  3. Amón.
  4. Amonet.
  5. Kuk.
  6. Kauket.
  7. Heket.

Sistema de culto para el Dios Heh

Lo más curioso de este Dios es que no tenía un santuario o sitio de culto conocido. Sin embargo, por diferentes pápiros y registros, se sabe que su veneración estaba rodeada de simbolismos y creencia personal.

Esto se debía a que su culto representaba la necesidad o la querencia de los seres humanos de tener una vida (o un gobierno si eres faraón) que durase millones de años.

Es decir, que fuera infinito. Además, era muy común ver su figura representada en diferentes amuletos u objetos de prestigio. Toda la iconografía que se realizó sobre Heh en el Reino Antiguo fue hecha en su periodo tardío.