Saltar al contenido

Hefesto, El Dios de la Forja

Hefesto
[Total: 0   Promedio: 0/5]

Hefesto era el fabricante de todas las armas de los Dioses del Olimpo. Por lo que se le consideraba como el Dios del fuego, de la metalurgia, escultor y artesano. El Dios Hefesto tenía su propio palacio dentro del Olimpo, donde fabricaba y hacia grandes e ingeniosos inventos.

Origen de Hefesto, El Dios de la Forja

En la mitología griega existen varias versiones del origen del Dios Hefesto. En la versión de Hesíodo, su madre la Diosa Hera lo engendro como venganza al Dios Zeus por haber engendrado a Atenea de forma peculiar en su cabeza. En la versión de Homero, cita como a sus padres a Hera y Zeus. De igual forma las versiones de Hefesto con Atenea están relacionadas, porque supuestamente fue él, el que ayudo a Zeus con su dolor de cabeza, que de allí nació Atenea.

Hefesto nació deforme y feo, sin las distintivas características de belleza de sus hermanos o padres. Su madre Hera, avergonzada por engendrar algo tan horrible, arrojo al niño fuera del Olimpo. Cayendo durante varios días desde el Olimpo, hasta caer en el mar.

En el mar fue recogido por dos diosas del mar, la nereida Tetis (que era la madre de Aquiles). Y por la Oceánide, Eurínome. Del cual decidieron cuidarlo y criarlo en la isla de Lemnos. Esta isla, más adelante se convertiría en un gran centro de culto al Dios Hefesto. En esta isla Hefesto creció y se convirtió en un gran herrero y maestro artesano.

A pesar de ser un niño Hefesto sobrevivió a la caída del Olimpo Hefesto sobrevivió. Según otra versión el dio de la forja quedo marcado de por vida con la caída desde el Olimpo. Quedando con un pie cojeando, que le impedía caminar bien, afectado aún más su feo aspecto.

La otra versión dice que Zeus arrojo a Hefesto, tomándolo por los pies y arrojándolo desde una montaña sagrada quedando con el pie herido. Por haber conspirado a derrocar o ayudado a liberar a su madre que se encontraba encerrada por una discusión con Zeus.

La Venganza contra la Diosa Hera y de Regreso al Olimpo

La expulsión que tubo Hefesto del Olimpo no duro mucho tiempo. Debido a que los Dioses al enterarse de las habilidades de Hefesto, como un gran artesano y herrero. Comenzaron a hacerle pedidos de armas y otras cosas más. El reconocimiento y prestigio de Hefesto comenzó aumentar rápidamente.

Hasta su propia madre le encargo un gran trono de oro con diamantes para su palacio. Hefesto con resentimiento por el exilio que le hizo su madre, aprovecho esta oportunidad para vengarse ella. Le entrego a su madre lo que le pidió, pero era una trampa para la diosa, para que quedara atrapada en la silla.

Todos los dioses preocupados por su madre, comenzaron a suplicarle a Hefesto que regresara al Olimpo y la liberara. Pero Hefesto se encontraba molesto por cómo fue tratado y expulsado desde su nacimiento por su madre, negándose a ceder para liberarla.

El único que logro congeniar con Hefesto fue el Dios Dionisio. En el que Dionisio emborracho a Hefesto y lo llevo de regreso al Olimpo montados en el lomo de una mula. Cuando se recuperó de la embriaguez, accedió a liberar a Hera, pero no sin antes colocar varias condiciones. En que la primera y principal fue casarse con la Diosa Afrodita.

El Dios Zeus, accedió a la petición de Hefesto, de darle como esposa a Afrodita, con tal de ver a la Diosa Hera libre.

Hefesto y Afrodita

Luego de lo sucedido con Hera y la entrega de Afrodita a Hefesto, se formalizo el casamiento entre los dos. Hefesto se encontraba contento por el casamiento debido a que él, era el único que podía tener a la Diosa de la hermosura “que es lo que él pensaba”, que hasta le forjo magnificas joyerías.

A pesar de que Afrodita se encontraba casada con Hefesto, ella se entregaba en secreto con el Dios de la Guerra, Ares. Todos estos amoríos llego a oídos de Hefesto por medio Helios (o Febo el que todo lo ve). De esta manera les planeo una trampa con una red de oro irrompible. Espero que se volvieran a ver para atraparlos, hasta que un día, los encontró en la cama desnudos y los atrapo con la red.

Hefesto mostrando a Ares y Afrodita, luego de capturarlos

Hefesto los llevo arrastrados con la red al monte Olimpo, para que todos los Dioses los vieran y se burlaran de ellos como castigo. Todos los Dioses se encontraban riéndose, viendo a los amantes secretos descubiertos. El Dios Poseidón y Hermes, comenzaron a persuadir a Hefesto, para que los liberara y pagaran el Adulterio que cometieron. Hefesto no quiso liberarlos, sin antes que hicieran un juramento en el que debían terminar su romance secreto.

Afrodita y Ares, estuvieron de acuerdo para que los liberara Hefesto. Pero tan pronto que Hefesto los libero de la red, escaparon sin cumplir la promesa.

 

El Intento de Violación de Hefesto a Atenea

En esta versión sobre la historia, ocasionalmente la Diosa Atenea, era considerada el “alma gemela” de Hefesto. Debido a que ninguna tradición establece claramente sobre este tema, por lo que se tiene una imagen difusa que está basada en rumores e informes y contradicciones.

Este mito sobre Atenea y Hefesto, da comienzo luego de lo sucedido entre Hefesto con Afrodita y Ares. En el que El Dios de la Forja, Hefesto. Se encontraba muy enojado, que un día la Diosa Atenea, lo visitó para pedirle que le hiciera una nueva arma.

Atenea rechazando a Hefesto

En lo que Hefesto en ese momento intento violarla, Atenea rechazando a Hefesto se encontraban forcejeando. En el momento que Atenea se aparta, el semen de Hefesto cayó al suelo. Otras versiones dicen que cayó en la pierna de Atenea, y ella se secó el semen con un trozo de lana y lo arrojo al suelo. Al final el semen cuando cayó en la tierra (Gea), dio a luz a Erictonio, un ser que era mitad serpiente y mitad humano.

La Creación de Pandora por Hefesto, para Prometeo

La historia comienza cuando Prometo había creado a los seres humanos a semejanza de los dioses. Pero tardo tanto en crearlos que no tuvo la manera de protegerlos. Por lo que decidió robar el fuego del Olimpo para que todos los humanos pudieran calentarse. En otras versiones se dice que Prometeo le robó el fuego a Helios, también se dice que fue al dios Hefesto.

Zeus estaba furioso por lo que había hecho Prometeo. Prometeo tratando de aplacar la furia del mismo Zeus, les dijo a los humanos que debían quemar ofrendas a los dioses. Pero de esas ofrendas Prometeo solo le daba a Zeus los huesos y tendones y no la carne. El dios de todo el Olimpo, decidió vengarse de Prometeo.

Zeus le ordeno al dios de la forja Hefesto, que hiciera una mujer de arcilla, a la que llamó Pandora. Zeus le dio vida a la mujer de arcilla y se la envió a Prometeo. Pero la envío junto al ánfora, que contenía todas las desgracias y males para castigar a la humanidad.

Prometeo sospecho del plan de Zeus y Hefesto, rechazando a Pandora. Prometeo envío a Pandora con Epimeteo, y este la desposó. Pandora termino abriendo la caja de ánfora a pesar de las advertencias que le hizo Epimeteo.

Zeus cansado de Prometeo hizo que lo llevaran al monte Cáucaso, en donde fue encadenado por el dios Hefesto con ayuda de Bía y Cratos. Enviando un águila para que se comiera su hígado. Prometeo era un inmortal, y su hígado se regeneraba cada día que era comido, el águila regresaba todas las noches para volver a comérselo.

Hefesto encadenando a Prometeo

El castigo debía durar para siempre, pero Heracles lo libero de su cautiverio asesinando al águila con una flecha.

Hefesto en la Guerra de Troya

El papel que tuvo el dios de la forja, Hefesto, fue de gran importancia debido a su gran habilidad como artesano y guerrero. Hefesto se encontraba del lado de los griegos, en donde ponía todas sus habilidades al servicio de los griegos para la caída de Troya.

Posiblemente el dios de la forja, apoyaba a los griegos por el hecho de que su madrastra la nereida quien lo crío, Tetis. Era la madre de Aquiles el principal héroe griego. Que tras la pérdida de la armadura del mismo Aquiles, Tetis le suplico a Hefesto que le forjara una nueva y poderosa armadura con escudo, mejor que la anterior.

Fabricando las armas de Aquiles, por petición de Tetis

El dios de la Forja Hefesto, dedico todas sus habilidades para fabricarle la nueva armadura. Como resultado de esto Aquiles en la batalla, dio un giro decisivo para la victoria, en la caída de Troya y la muerte de Héctor.

En la Teomaquia, Hefesto fue un gran protagonista en el combate narrado en la Ilíada. En la que se enfrentó a Escamandro (el río protector de Troya). Escamandro uso sus poderes de corrientes acuáticas, pero Hefesto como dios de la forja dominaba el fuego y calor, consiguiendo evaporar las armas de su adversario. Proclamándose con la victoria.

Atributos, Características y Creaciones de Hefesto

El Dios de la Forja, Hefesto. Era un dios con muy poco atractivo físico y con problemas de movilidad. Normalmente es representado como un hombre trabajador, con la barba muy larga, trabajando inclinado con un yunque. Las herramientas que usaba normalmente eran el martillo, tenazas y el yunque.

Algunos expertos consideran que según las representaciones que se le da, poseía la apariencia típica de alguien que estaba lleno con arsénico. Los herreros de la antigüedad padecían situaciones crónicas, debido que al trabajar con bronce, el arsénico era utilizado para endurecerlo teniendo como consecuencia cáncer de piel.

Hefesto fue el más importante en crear accesorios para todos los Dioses del Olimpo. Y creaciones de objetos metalúrgicos con grandes poderes, ejemplo de ello, son:

  • El casco de Hades
  • Las sandalias de Hermes
  • El cinturón de Afrodita
  • Las flechas de Eros
  • La Armadura de Aquiles
  • El Égida de Zeus
  • La vara de Agamenon
  • Flechas y Arco de Eros
  • La Carroza de Helios
  • Casco de Hermes
  • Casco de Invisibilidad de Hades
  • Hombrera de Pelops
  • Casco de Hermes
  • Collar de Harmonía
  • Incluso fabricador de los rayos de Zeus

Aparte de su taller en el Olimpo, tenía sus talleres ubicados debajo de los volcanes, que se decía que, cada vez que trabaja ahí hacia erupciones.

Ayudantes y Criaturas que tubo Hefesto

Algunos expertos, dicen que Hefesto creó a Talos, el gigante de bronce que Zeus le dio a Europa, para que fuera el guardián de Creta. También se dice que creo a la primera mujer que existió, Pandora.

También las Kourai Khryseai (doncellas doradas), eran las dos autómatas que eran de oro, con la apariencia de jóvenes mujeres vivas. Estas doncellas doradas poseían inteligencia, fuerza y el don del habla, atendiendo a Hefesto en su palacio en el monte Olimpo.

Hefesto recibía ayuda y tenía como aprendiz a:

  • Cedalión, que era aprendiz en la forja de las isla de Lemnos, en el que llego el gigante Orión luego de haber sido cegado por Enopión, como castigo por violar a una de sus hijas. Hefesto se compadeció de él y le dijo a Cedalión para que le sirviera y ayudara en su hombro.
  • Los Cabiros, Alcón y Eurimedonte eran los hijos gemelos de Hefesto, que ayudaban a su padre en la forja de Lemnos, así como también en la forja de Sicilia.
  • Los Cíclopes, Los tres Cíclopes inmortales y hasta sus hijos, ayudaban a Hefesto en la isla Vulcano, que estaba ubicada cerca de Sicilia.

Hijos de Hefesto

Como es sabido, Hefesto se casó con Afrodita, pero nunca tuvieron descendencia ya que la Diosa Afrodita lo engañaba con el Dios de la guerra Ares. Aunque como se sabe en la mitología griega los Dioses tuvieron muchos hijos con diferentes amantes, en el que el Dios de la Forja no se quedó atrás.

Por lo que haremos un listado de las esposas con las que tuvo hijos y las que no, así como los hijos con desconocidas, todo esto varía según las historias y versiones que se cuentan.

Afrodita – Esposa sin hijos.

Caris – Caris era la más joven de las tres Cárites, con los que tuvo cuatro hijos que son:

  • Eukleia, la diosa de la buena reputación y de la gloria.
  • Eupheme, la diosa del correcto discurso.
  • Euthenia, la diosa de la prosperidad y de la plenitud.
  • Philophrosyne, era la diosa de la amabilidad y la bienvenida.

Etna, A veces es considerado a Hefesto el padre de los Palicos:

  • Los Palicos.
  • Los daimones cetónicos de los géiseres.

Cabiro, Los Cabiros eran llamados los Hephaistoi

  • Los Caberos.
  • Las ninfas Cabiras.

Gea, Como ya se había comentado que fue del semen que cayó al suelo de Hefesto

  • Erictonio.

Anticlea,

  • Perifetes

Madres desconocidas,

  • Ardalo
  • Cerción.
  • Óleno.
  • Palaemonius – Argonautas.
  • Filoto.
  • Filamon.
  • Cécrope.
  • Corinetes.

Festividades y Culto

La festividad de las Calqueas, se celebraba en la ciudad de Atenas, el día número 30 del mes Pianepsión (cuarto mes del antiguo calendario). Que era aproximadamente a medios de la estación de otoño. Además de la celebración de las Hefestias, que eran otras celebraciones en honor a Hefesto, que pudieron ser preámbulo de las Calqueas. En estas celebraciones participaban más que todo era, artesanos y herreros.

Templo Hefestion

Hefesto también tenía un templo en Atenas, llamado Hefestión, debido que así también se le conocía. Este templo está ubicado al noroeste del ágora de Atenas. En este lugar se le rendía culto al Dios de la Forja. Algunas veces se le llama Teseion.

Referencias en Videojuegos y el Cine

Existen innumerables de referencias al dios de la Forja, Hefesto. Pero hablaremos de los juegos y películas más reconocidas en el que se hacen referencia a este dios herrero.

Furia de Titanes II

En la película de Furia de Titanes II, Hefesto fue despojado de su poder como dios. Pero a pesar de eso el semidios Perseo va en busca de su ayuda junto a Andrómeda y Agénor (hijo de Poseidón). Hefesto se encontraba viviendo con los Cíclopes en el exilio, en la isla de Kail (la isla que se movía con las marea).

En la que le plantean a Hefesto la situación que ocurría del secuestro de Zeus y el peligro en la tierra con la liberación de la criatura Cronos. Pidiéndole que hiciera algún arma para poder luchar contra las criaturas. En la que Hefesto deberá decidir si se une o no a la guerra contra Cronos.

Hefesto fabrica el arma más poderosa de todas, El Arpón de Triam, la combinación de las armas divinas, los rayos de Zeus, el cetro de Hades y el tridente de Poseidón.

League of Legends – Ornn

En el gran juego de League of Legends, hacen referencia a Hefesto, pero con un nombre y una historia diferentes, pero adoptando las características. En este juego el personaje se llama Ornn, que es un semidios de las creaciones y artesanías de las tierras de Fréljord.

Ornn trabaja en una gigantesca forja que construyo debajo de un volcán, donde aviva las calderas burbujeantes de piedra fundida. En el que Ornn se encarga de poner en su lugar a los seres impetuosos, ya sea con su gran martillo o con el mismo poder del volcán.

Aunque el semidios no lo admitiera se encontraba devastado. Por la sangre que derramaron los inmortales. Atormentado por la culpa se refugió en la soledad de su forja, perdiéndose durante siglos. Esto para prepararse mejor en las próximas guerras y secuelas, que le depararan a Fréljord y el resto de Runaterra. Ya que siempre necesitaran a un gran forjador.