Saltar al contenido

Guan Yin; Diosa de la Misericordia

La Diosa Guan Yin es de las deidades más veneradas en toda china
[Total:0    Promedio:0/5]

Dentro de la mitología china podemos encontrar numerosos dioses y diosas, como la Diosa Guan Yin. Criaturas mitológicas, y hasta bestias temibles, es una cultura muy antigua con muchas leyendas e historias que se han conservado en el tiempo.

Una de las diosas más influyentes de la mitología china, es la diosa Guan Yin, su nombre es una abreviación de Guän Shi Yin. Traducido al español significa, “quien escucha / observa los lamentos del mundo”.

Es la más venerada y amada entre todas las diosas de la mitología china. Son muchas las historias que hablan de ella, denominada con el título de pusa o bodhisattva, dado su rango espiritual.

Un Bodhisattva no es propiamente un Dios, son personas cercanas al nirvana, es decir que están muy elevados en su camino hacia la iluminación. En toda la cultura asiática son muchos quienes difieren si es un hombre o una mujer.

Con el pasar de los años, Guan Yin fue representada con la imagen de una hermosa mujer, con vestimenta blanca. Esta imagen se popularizó a tal punto, que permaneció en el tiempo como una figura femenina.

Se dice que se manifestaba de acuerdo a las necesidades de las personas, de acuerdo al budismo ella es la encargada de transformar e instruir a todos los seres vivientes Inspirando a las personas a que su mente busque el camino de la iluminación.

Y finalmente se liberen de las ruedas del karma y las reencarnaciones. Los creyentes recurren a ella en sus momentos de crisis o cuando atraviesan por serias dificultades, pidiendo así la protección de la diosa.

Incluso hay quienes le rinden plegarias pidiéndole fecundidad, y estos rezos son los que la Diosa escucha con preferencia, ya que, en su condición de madre protectora, busca la felicidad de quienes acuden a ella.

Guan Yin, pasó de ser una princesa a una monja budista y luego a ser la Diosa más venerada de toda China

Historia de Guan Yin

Sus leyendas datan de hace 2000 años atrás. Éstas cuentan que Guan Yin comenzó siendo sólo una princesa de china, la cual se llamaba Mioa Shan, que vivió 700 años antes de Cristo.

Su padre fue un rey muy avaricioso, y en su ceguera por la avaricia sólo quería que sus tres hijas se casaran con familias pudientes y adecuadas. Así él podría obtener muchas ganancias.

Sin embargo, una de sus hijas, Mioa Shan, deseaba algo totalmente distinto. Ella quería ser una monja budista, para buscar alcanzar la perfección espiritual y ofrecerle al mundo la salvación.

Pero su padre se enojó mucho, así que la obligó a realizar todas las labores domésticas, debido a su negación de casarse con un hombre rico. Durante la noche la amable joven, se dispuso a avivar el fuego y comenzar con las labores encomendadas, mientras los demás dormían.

Los animales que vivan allí, sintieron pena por ella y decidieron comenzar a ayudarla para que la princesa pudiera dormir un poco. Esto enfureció más a su padre, quien no se explicaba cómo podía hacer tantas cosas y aun así descansar.

El rey finalmente aceptó dejarla ir al templo para que se convirtiera en una monja budista. Se dice que Guan Yin realizo unos votos, en los cuales no podría ingresar al cielo, hasta que los humanos no hubieran sido liberados de su sufrimiento.

Diversas imágenes de la Diosa

Generalmente es representada con la figura de una hermosa mujer, que está parada sobre una hoja de loto. En su mano izquierda sostiene un tallo con una flor que está situada arriba de su corazón, la mano derecha se deja movible y la utilizan los creyentes para hacerle una petición.

Le voltean el brazo cuando le piden algo y lo regresan a su posición cuando es concedido lo que pidieron. Los lóbulos de sus orejas están alargados, esto para representar la rendición ante su padre el rey.

En la cabeza lleva un moño, que representa el chakra coronario despierto, sin embargo, en otras imágenes este chakra es sustituido por una corona. Vestida de blanco con los ojos abiertos y con la mirada hacia abajo, este gesto simboliza que siempre vigila al mundo de los humanos.

Otras imágenes la representan como una mujer pisando un dragón, el cual cede al dominio de su dulzura, también se ha visto representada con un pájaro en la cabeza.

Guan Yin es vista como el camino que conduce hacia la sabiduría, la transformación. Algunas culturas la representan al estilo de una virgen del cristianismo con sus ropajes blancos, representando así, misericordia, santidad y mucho amor.