Saltar al contenido

Gna, la Diosa nórdica de los recados

[Total:0    Promedio:0/5]

Para los nórdicos había una figura que era conocida como un Dios, más concretamente llamada Gna, la Diosa de los recados. Cuando se hablaba de ella en la mitología nórdica; podía hacerse a través de dos nombres: Gnar o Gná.

Ella llevaba los recados de la diosa Frigg, a través de los nueve mundos. Para poder realizar tal tarea tenía un caballo volador (no alado); que además podía navegar a través del mar.

Su nombre era Hófvarpnir que, en nórdico antiguo tuvo tres variantes de significado: el “patea cascos” o “lanza cascos” o el más aceptado: “aquel que lanza sus cascos”.

En torno a su apariencia se le representaba con Frigg en el trono; y tras ellas sus otras dos ayudantes: Fulla y Hlín. Frente a ellas estaría Gná, vestida como una guerrera con lanza y escudo.

Origen de Gna

Origen de Gna

Dentro de la mitología nórdica, Gná ha perdido el origen de su nombre; apareciendo por primera vez en la Edda prosaica. Esta se escribe justo en el siglo XIII; por nada menos que Snorri Sturluson.

Pese a todo esto, las teorías que se han desarrollado por académicos expertos proponen que la diosa; más allá de su función de mensajera, podía ser tratada como “la diosa de la plenitud”.

De hecho, se cree que puede tener un homólogo en la mitología romana, llamado Fama; aunque no es una teoría muy apoyada por su forma física (con plumas).

La función de Gna

Gna, mensajera de Frigg

Gna es la mensajera celeste de Frigg, pero también es la encargada de los asuntos que le competen; es decir, de supervisar qué todo lo de esta diosa esté en orden.

Es probable que por eso se le haya sido concedido a Hofvarpnir; un caballo de ocho patas que tiene la capacidad de moverse a través del aire y del agua.

De hecho, en muchos aspectos puede recordar a Hermes; sólo que en vez de servir al dios mayor (que en la mitología griega sería a Zeus y en la nórdica sería Odín), lo hace a su esposa.

Gna y las ayudantes

Gna y las Ásynjur

En la mitología nórdica, Frigg tiene el privilegio de ser la única (luego de su esposo Odín) de sentarse en el trono de Hliðskjálf; y así poder observar todo lo que pasa en los nueves mundos.

Para sus tareas y recados, se le asignaron tres ayudantes. Estas eran Fulla, Hlín y, por supuesto, la Diosa de la plenitud.

En el caso de Hlín, que en nórdico antiguo su nombre significa “la protectora” aparece en diversos poemas de la Edda poética, de la Edda prosaica y en la poesía escáldica.

A Fulla se le confiaba las joyas y la vestimenta de su señora y se creía que era la consejera de Frigg; en torno a cómo ayudar a los mortales cuando éstos le pedían consuelo.

¿Dónde aparece reflejada Gna?

Principalmente, en el libro de la Edda Prosaica, llamado Gylfaginning (en el capítulo 35), aquí es donde la figura de Alto la describe; a través de breves relatos sobre las 16 Ásynjur (diosas guerreras). A Gna se le reconoce como la decimotercera Ásynjur; y como la mensajera de Frigg.

Contrario a esto, en el libro de la Edda prosaica, llamado Skáldskaparmál; en la lista de las ásynjur aparece, pero esta lista es ampliada hasta contener 27 nombres.

Contradicciones en la literatura

Expertos como Simek, han afirmado que la etimología que emplea Snorri, en su Edda es incorrecta. Ya que no queda claro cómo Snorri afirma, que el origen del significado del nombre de la diosa sea “diosa de la plenitud”.

Esta corriente la apoya John Lindow, él afirma que resulta “de dudosa procedencia” pensar que aquellos versos que comparten Vanir y Gná; signifiquen que Vanir está viendo a la diosa volar a través del firmamento.

Otro aspecto para destacar es que Ulla Loumand estudia a Sleipnir y a Hófvarpnir; siendo estos ejemplos claves de los caballos dentro de la mitología nórdica, y amplía las funciones de Hófvarpnir en particular.

Y es que éstos eran caballos capaces de cabalgar a través de la Tierra y del cielo; sobre todo entre Útgarðr, Miðgarðr y Ásgarðr. Además de que pueden andar a través de los hombres mortales y del inframundo. También se les ha comparado con el caballo alado Pegaso; de la mitología griega y romana.