Saltar al contenido

Fylgja, espíritus guardianes sobrenaturales

[Total:0    Promedio:0/5]

Son conocidos también por el nombre de Folgerin; los Fylgja son descritos como espíritus que guardaban a las personas. Eran una especie de espíritu guardián; se dice que se podían presentar de dos maneras: con la forma de un animal o bajo la forma de una mujer.

Los animales eran definidos en base a la personalidad de la persona; reflejaban algún aspecto o característica en particular. Servían para guiar y proteger, estaban fuertemente conectados con la línea ancestral de una persona.

Cuando eran representados por entidades femeninas; hacían las veces de guardianes de la familia y se creía que se unían a la persona al momento del nacimiento. También se pensaba que estaban unidas al alma humana, pero a la vez eran independientes.

Cada individuo era poseedor de su propia Fylgja y su forma variaba. Su nombre significa literalmente “seguidor”; y su misión era la de guiar espiritualmente al individuo, aconsejarlo en los momentos de necesidad y ser su aliado.

Los Fylgja estaban destinados a seguir a los seres humanos a los que estaban atados para protegerlos del peligro. En la antigua sociedad nórdica, tenían la costumbre de acompañar a sus invitados a la puerta cuando estos se marchaban; y dejaban la puerta abierta unos instantes después de la salida de su invitado. Esto se hacía con la finalidad de que el espíritu de la persona invitada pudiera salir detrás de ella.

Origen de un Fylgja

Origen de los Fylgja

No existen escritos en la mitología nórdica que expliquen el origen de estos seres; sin embargo, los vikingos crearon varias suposiciones al respecto. Una de estas suposiciones era que habían nacido producto de la unión de dos seres de orígenes distintos; o que surgieron por medio del poder de alguna magia en particular.

Lo cierto es que no existen historias que avalen estas suposiciones; dadas las características de un Fylgja, su origen es sobrenatural. Se creía que estos seres espirituales escogían a la persona y tomaban su alma; de acuerdo a ella y a sus características particulares, adquirían la forma del animal que le correspondía.

Cuando una persona nacía, justo en ese momento surgía su espíritu protector. Aun cuando ningún humano podía adivinar cuál sería el carácter del individuo que estaba naciendo; la Fylgja ya lo sabía y en base a eso tomaba la forma adecuada. Lo acompañaba a lo largo de su vida, y ya cuando llegaba el momento en que debía morir, la Fylgja se despedía y lo abandonaba en ese mismo instante.

Las historias cuentan que, si una Fylgja moría, también lo hacia el humano que estaba ligado a ella. Estos espíritus se aparecían en los sueños de las personas; pero se decía que incluso había casos en los que se apersonaban, cuando la persona estaba despierta.

Ver a su propio Fylgja cuando se estaba despierto, era considerado una mala señal; indicaba que la persona moriría muy pronto.

¿Qué función cumple un Fylgja?

Fylgja, aparición de mujer

Una Fylgja tiene la misión de proteger y guiar a la persona a la que acompaña. Esta es su guía espiritual al momento de la muerte, para que esta pueda llegar al más allá; independientemente de cual sea este.

Por ello, los ancestros consideraban que el ver o divisar a la propia Fylgja; era una señal indiscutible de una muerte muy pronta. No obstante, si se presentaba bajo la forma de una mujer, representaba un buen augurio.

Acompañaban a las personas mientras dormían y se metían en sus sueños; con el fin de ayudarlas en la toma de grandes decisiones. Así podían susurrarles consejos, ayudarles a aclarar sus ideas y así pudieran elegir el mejor de los caminos.

También se dice que un Fylgja se podía fortalecer por medio de las buenas acciones, actuando de manera honorable dentro de la sociedad nórdica. Así mismo, podía debilitarse si se actuaba en contra de las buenas costumbres y de manera deshonrosa.