Saltar al contenido

Fenrir, el insaciable lobo

Fenrir, el insaciable lobo
[Total: 0   Promedio: 0/5]

El malévolo Loki tuvo una extensa lista de descendientes, uno de ellos fue este insaciable lobo Fenrir, pues nadie podía domarlo. Dentro de la mitología nórdica, este feroz lobo mitológico estuvo predestinado a tener un rol importante en el Ragnarök, pues tuvo una relevancia importante dentro de su clase de animales únicos.

El más infame de los lobos nórdicos, Fenrir, tiene gran relevancia en la Edda Poética, la cual fue acopiada en el siglo XIII.

Etimología del insaciable lobo Fenrir

Este indomable lobo salvaje es hijo del poderoso ser mitológico Loki junto a la gigante Angrboda. Este par, además de engendrar al lobo Fenrir también tuvieron otros hijos, nombrados, Jörmungandr la serpiente y Hela (o Hel), la divinidad de la muerte.

Este par fue desterrado por las divinidades de Asgard cuando supieron de su amenazante existencia. Fue entonces cuando la diosa de la muerte Hela fue enviada directamente al universo de la oscuridad, mientras que Jörmungandr al inmenso fondo del mar por su increíble tamaño exagerado, esta inmensa serpiente podía ser capaz de cubrir toda la tierra.

Este animal salvaje es padre de los también lobos Sköll y Hati. El objetivo del lobo Sköll es perseguir al ardiente Sol, mientras que Hati hace lo mismo, pero con la Luna. Según la mitología Vikinga gracias a estas inalcanzables persecuciones es que se puede observar el ciclo del día y de la noche.

Sobre nombres y representación de Fenrir

La correcta pronunciación de Fenrir es “FEN-reer”; Old Norse Fenrir”, lo cual significa: El que mora en los pantanos.

Existen distintos apodos con el cual es conocido este poderoso lobo, entre ellos es Vánagandr (monstruo de la River Ván), Hróðvitnir (lobo de la fama) o sencillamente Fenris. Con este sobre nombre es descrito como un lobo de grandes dimensiones y con actitud salvaje.

Vánagandr, Hróðvitnir  o sencillamente Fenris
Vánagandr, Hróðvitnir o sencillamente Fenris

Mitos importantes del lobo salvaje hijo del gran Loki

De esta criatura salvaje se tienen algunos mitos importantes que marcaron su vida en la era mitológica. Entre ellos están:

Los dioses intentan domar al pequeño salvaje

Cuando este lobo apenas tenía unos pocos meses de edad, Fenrir comía tanto que comenzó a crecer sin cesar. Su tamaño era tan exagerado que hasta los mismísimos dioses se preocuparon y decidieron encerrarlo antes de que la situación se saliera de control, el único valiente de acercársele y alimentarlo era el dios de la guerra Tyr. Intentaron varios recursos, entre ellos optaron por la cadena Leding, la cual significa “costumbre”, pero fue totalmente en vano, pues Fenrir solo tuvo que estirarse un poco para quebrantar la cadena.

Pero entonces, los habitantes de Asgard intentaron con otra cadena aún mas potente llamada Dromi, que significa “Ley”, pero, al igual que la otra, ésta también se quebrantó cuando el lobo le dio un solo tirón.

El hijo del malévolo Loki encadenado
El hijo del malévolo Loki encadenado

Al presenciarlos estos dos actos, los vanir y los æsir visitaron a los hábiles enanos, también conocidos como “los Alfes Negros”, con la esperanza de encontrar una pronta solución. Estas personitas muy pronto fabricaron una cinta mágica y poderosa que tenía aspecto de ser ligera y suave pero totalmente inquebrantable, la misma se bautizó con el nombre de Gleipnir “conciencia”. Esta cadena mágica fue fabricada con los siguientes extraños materiales:

  • Barba femenina
  • Raíces de montaña
  • Soplo de peces
  • Tendones de oso
  • Sonido de las pisadas de un felino
  • Saliva de un pájaro

Fenrir le arranca la mano a Tyr

Con esta cadena poderosa, los dioses se acercaron al lobo para de una vez por todas encadenarlo eternamente. Lo trasladaron a la isla Lyngvi, ubicada en el lago Ámsvartnir, pero los dioses fueron astutos, pues lograron convencerlo desafiándolo y le dijeron que le iban a colocar la cadena para ver qué tan capaz era de quebrantarla al igual que las otras.

Pero, a pesar de la naturaleza salvaje de esta criatura, él era muy astuto. Ya el lobo Fenrir desconfiaba de los dioses por las repetidas veces que le habían pedido colocarse cadenas para intentar romperlas. Así que esta vez el lobo aceptó para no quedar como un cobarde, pero con la condición de que uno de los dioses le colocara la mano dentro de la boca.

Dentro del grupo de deidades que se encontraban junto al lobo Fenrir, el único que se atrevió a acepta aquella peligrosa propuesta fue el valeroso de la guerra, el dios Tyr. Mientras el lobo se intentaba escapar de las cadenas, haciendo el intento de quebrantarlas, los dioses se quedaron sorprendidos al corroborar que aquella bestia no podía desatarse y, consumido por la furia al darse cuenta de que todo era una vil trampa, Fenrir decidió arrancarle salvajemente la mano al dios.

El lobo por fin se desata de las cadenas mágicas
El lobo por fin se desata de las cadenas mágicas

Desde aquel entonces, el lobo permaneció atado hasta el día del Ragnarök, de hecho, los dioses se aseguraron de callarlo atravesándole una larga espada por sus mandíbulas para que éste no pudiese aullar.

¿Qué es el Ragnarok?

Este evento importante dentro de la mitología nórdica se desenlaza dentro de una gran guerra en donde diversos personajes importantes del mundo nórdico fallecen; también ocurren distintos desastres naturales y sucesivamente un trágico diluvio que inunda al mundo.

Luego de aquel caos, el mundo nuevamente renacerá y volverá a ser poblado y fértil. Aquellos dioses sobrevivientes se reencontrarán y la tierra se poblará gracias a dos mortales supervivientes.

El día del Ragnarök

Hasta este gran día aquella cadena mágica que los dioses le mandaron a hacer al insaciable lobo Fenrir lo sujetaron, pues luego de librarse de la Gleipnir, Fenrir marchó junto con su padre Loki y los demás gigantes Jotuns rumbo a la batalla final.

Además, los también lobos Sköll y Hati luego de haber perseguido sin parar al Sol y la Luna al fin pudieron alcanzarlo y, las consecuencias se notan instantáneamente luego de que toda la tierra se sumergiera en oscuridad durante el Ragnarök.

Loki tenía como objetivo darle de comer a su hijo Fenrir devorándose al dios Odín. Pero, no todo sale como este bando quiso, pues, el temible lobo se encontró con la muerte a manos de Viðarr, uno de los hijos de Odín, siendo este dios de la venganza y del silencio.

Curiosidades del magnífico y poderoso lobo Fenrir

  • En el famoso videojuego “Kingdom Hearts”, es llamada “Fenrir” a un arma potentemente poderosa.
  • En el increíble mundo de “Harry Potter” se aprecia un hombre-lobo que es llamado “Fenrir Greyback”