Saltar al contenido

Escila, la dama transformada en monstruo

Escila
[Total: 1   Promedio: 5/5]

Cómo se ha sabido en estas leyendas, los mitos griegos y generalmente los romanos han creado gran dominio en relación a la cultura occidental que abarca la literatura, cinematografía así como diferentes artes y ciencias.

Entre estas leyendas que han servido de inspiración para grandes autores se encuentra el relato de Escila. Quien fue una bella dama castigada y convertida en un feroz monstruo.

Qué significado tiene el nombre Escila

Según la mitología griega, Escila “Σκύλλα” personificó a una hermosa ninfa, que en comentarios de algunas fuentes la describen como hija del dios Apolo y Hécate. Mientras que para otros simbolizó a la hija de Forcis y Ceto. En honor a su nombre es que se origina la isla famosa “Sicilia”.

Escila
Estatua, Escila o Scylla

Escila y Caribdis Mito o Leyenda

Esta leyenda tal y como sucedió en la Odisea de Homero, relata la presencia de un monstruo conocido como “Escila” que aparece en una parte del canal del mar. Esta rara especie se presenta con figura de mujer y cola de pez del cual salen seis perros, cada uno con dos patas y totalmente deformados que atacan ferozmente a los barcos que ese canal.

Mientras que en la otra parte del mar, se originaba un remolino llamado “Caribdis” que cada tres veces al día, atrapaba a los barcos que pasaban por su alrededor y los regresaba despedazados.

Existen infinidades de versiones, sobre la forma que poseía este fenómeno. Una de ellas señala que Escila fue convertida en un enorme monstruo marino, con cuerpo de mujer y cola de pez, así como con seis perros que nacían de su cintura con dos patas cada uno. Sin embargo, se comenta que llevaba consigo en cada cabeza tres ajustadas líneas de afilados dientes, que le permitían emitir un aullido muy parecido al de un perro.

Con el pasar del tiempo este horrible monstruo, fue convertido por los dioses en una roca, como simbología de graves peligros para los navegantes.

Escila
Escila convertida en roca por los dioses

Se dice que este mito ha surgido en diferentes obras literarias como: Homero, Ovidio, Virgilio a Manzoni y James Joyce y en las obras artísticas por ejemplo en pinturas, cerámicas, fuentes, esculturas etc.

Odisea de Homero

En las aventuras de Homero, Circe le sugiere a Odiseo que navegue lo más cerca posible de Escila que de Caribdis, porque mientras Escila se comía a seis de sus hombres, su rival absorbería el barco entero.

Hazañas de Ovidio

Escila era una preciosa náyade, tanto así que su hermosura llegó a enamorar al dios marino “Glauco” quien era anteriormente un pescador. Pero aún así, esta náyade no sentía ningún agrado hacía él y tuvo que huir hacia la tierra, donde no pudiera alcanzarla.

Glauco, angustiado por no encontrar a su amada ninfa, se dirigió a la isla en busca de la hechicera Circe buscando ayuda  para lograr que ésta se enamorara de él. Sin embargo, Circe se encontraba perdidamente ilusionada por el dios, que le sugirió que se fijara en otro amor. El dios Glauco jamás se interesó en otro amor que no fuera el de su preciosa Escila. Por lo que la bruja al ver que no podía conquistar el amor de su vida, optó por vengarse de la ninfa y ésta fingiendo ayudar al dios le entregó un frasco indicándole a Glauco que lo esparciese en el mar donde frecuentaba bañarse Escila.

La hermosa joven cuando entró al agua, se convirtió en un monstruo horrible de seis cabezas lo que ocasionó que el dios al ver esta triste escena, perdiera el interés en ella y se separara para siempre.

Escila
El monstruo Escila

Verdades de otros mitos

En opiniones de otras leyendas griegas, se comenta que Heracles encontró a la preciosa Escila cuando realizaba un viaje y le dio muerte. Posteriormente Forcis, quien era el padre de Escila le encendió antorchas al cuerpo regresándola a la vida.

Otra versión que relata Servio sobre esta impresionante leyenda, es que Escila fue una encantadora sílfide de la que enamoró apasionadamente Poseidón, pero por celos de la diosa Anfitrite fue transformada en un espantoso monstruo.