Saltar al contenido

Escila y Caribdis el gran mito

Escila y Caribdis
[Total:1    Promedio:5/5]

Se cuenta que un marino llamado Glauco le había confesado a Escila su amor por ella con la esperanza de que la ninfa le correspondiera, cosa que no sucedió. Porque lo que Cirse encaprichada por el amor de Glauco le ofrece su amor y es rechazada por Glauco. Por venganza decide prepararle un veneno maléfico a Escila, haciéndole creer a Glauco que era un encantamiento para que que Escila cayera rendida a sus pies.

Historia

Escila

Glauco rabioso y angustiado al no tener el amor de su deidad, buscó la ayuda de una bruja llamada Circe. A quien le imploró que realizara un hechizo para lograr encantar el corazón de Escila para la diosa terminara enamorada de él. Pero Circe se había ilusionado con Glauco y le ofreció un trato completamente diferente. Ella se enamoraría de Glauco y ambos estarían juntos por siempre.

Sin embargo, Glauco molesto por la propuesta ofrecida por la bruja, rechazó la idea de Circe recordándole que su corazón le pertenecía a Escila. Circe se enojó enormemente, y preparó una pócima que convertiría a cualquiera que lo bebiera en el monstruo más horrible. Este maléfico veneno lo hizo y se lio a beber a su rival Escila, y así ganarse Cirse el corazón de su amado Glauco.

Cuando Escila, bebió el veneno se convirtió inmediatamente en una terrible criatura de cuatro metros de altura, compuesta de seis cabezas dispuesta a comerse a todo aquel que se le cruzara en el camino.

Escila

Escila, avergonzada por su aspecto y destrucción, se albergó al lado de una roca que se hallaba en las afueras del Estrecho de Mesina,

Los pescadores que debían alejarse de las costas de la región italiana, tenían que pasar obligatoriamente por el angosto canal situado entre dos costas. Donde en una de ella se encontraba Caribdis, la mítica criatura devoraba todo lo que se aproximase a su enorme remolino y en el otro extremo se encontraba Escila, la imponente bestia de seis cabezas.

Como el camino era muy estrecho, a los navegantes que intentaban alejarse de Caribdis les era imposible maniobrar el barco, por lo que al escapar del monstruo Caribdis al otro extremo los esperaba Escila.

Surgió la frase

Posteriormente, el rito identificó a este sitio como el “Estrecho de Mesina” entre Calabria y Sicilia, en el extremo sur de Italia.

Escila y Caribdis

La expresión “entre Escila y Caribdis” ha podido interpretarse como cuando uno se enfrenta entre dos peligros y distanciarse de uno te haría estar en peligro por el otro. Surgiendo entonces, la frase “entre la espada y la pared”. Escila vivía en los acantilados mientras que Caribdis era un aterrador remolino. Ninguno de los dos caminos era más encantador, dado que ambos eran difíciles de superar.

Encuentros con Titanes Mitológicos

Odiseo fue uno de los principales personajes que desafió estas criaturas. La bruja Circe, le había recomendado que se enfrentara a Escila y que solo perdería una parte de su tripulación. La pelea fue tan brutal, que Odiseo se vio obligado a sacar su barco de rumbo, llevándolo irremediablemente hacia Caribdis quien terminaría por devorar su navío completamente.

Caribdis furiosa
Devorando navíos

A esta gran batalla, Odiseo fue el único sobreviviente cuando logó saltar de su navío justo antes de que el barco ingresase en la oscuridad.

Jason y los Argonautas, fueron los únicos dos grandes héroes que lograron navegar estas aguas sin toparse con estas temibles criaturas, gracias a la ayuda de Tetis, madre de Aquiles, quien los orientó en el camino por instrucciones de Hera.

Particularidades Escila y Caribdis

  • Escila y Caribdis ambas eran dos monstruos marinos
  • Caribdis era una aterradora criatura que tomaba cantidad de agua varias veces al día y las devolvía, adoptando de esta manera la forma de remolino, devorando todo lo que encontraba en su camino
  • Escila, era un monstruo de forma de mujer, pero en su cintura poseía varias serpientes y perros de varias cabezas. Igual acechaba todo lo que viera.