Saltar al contenido

Dragón Coreano, el guardián

El Dragón Coreano tiene mucho parecido con los dragones chinos y japoneses, pero tiene sus propias características
[Total:0    Promedio:0/5]

El Dragón Coreano es una criatura legendaria en la mitología coreana. Apreciados por sus atributos místicos y por sus numerosos simbolismos asociados.

Estos dragones poseen una historia clara, profundamente relacionada con las creencias del país.

Aunque la apariencia del dragón refleja las influencias de su contraparte, el dragón chino, este ser mitológico difiere del resto. Destacándose tanto en carácter como en apariencia.

Características del Dragón Coreano

El símbolo del dragón se ha utilizado ampliamente, tanto en la mitología coreana, así como en el arte coreano antiguo. A estos dragones coreanos se les llama Yong, suelen aparecer frecuentemente en los mitos y leyendas de Corea.

Estas historias giran en torno a los reinos anteriores e incluso explican sucesos pasados.

¿Cómo es el Dragón Coreano o Yong?

La mayoría de los dragones son representados en la mitología europea como bestias peligrosas capaces de una gran destrucción, siempre vinculadas al elemento fuego.

Sin embargo los dragones asiáticos son representados con el elemento agua y simbolizan serenidad y sabiduría. Este es el caso de los dragones coreanos, los cuales son vistos como seres benevolentes relacionados con el agua y la agricultura.

A menudo, son considerados portadores de la lluvia y las nubes. Por lo tanto, se dice que muchos dragones coreanos han vivido en los ríos, lagos y océanos o incluso en profundas lagunas de montaña.

¿Cómo se describe al dragón en los textos coreanos?

Los textos antiguos a veces mencionan a los dragones como seres de habla inteligente, capaces de comprender emociones tan complejas como la devoción, la bondad y gratitud.

Como ejemplo, podemos mencionar a una conocida leyenda coreana, en esta se destaca el último deseo del gran Rey Munmu. El Rey, en su lecho de muerte, anhelaba convertirse en un dragón con el fin de proteger a Corea.

¿Cuál es la apariencia del Dragón Coreano?

El dragón coreano posee ciertos rasgos específicos, en general, parecido al dragón chino, sin embargo, este desarrolló una barba más larga.

En numerosos aspectos es bastante similar en apariencia a los dragones de la mitología china y japonesa.

No obstante, el dragón coreano tiene 4 dedos en sus patas, a diferencia del dragón chino que tiene 5 y del dragón japonés que tiene sólo tres.

Al igual que en China, el número nueve es considerado un símbolo de buena suerte en Corea. Característica asociada a los dragones, los cuales tienen 81 (9 × 9) escamas en sus espaldas, esto representa la esencia yang.

El Dragón Coreano tiene un origen mitológico peculiar y es considerado como el Guardián de Corea

¿Cómo se origina el Yong?

Según la mitología popular coreana, la mayoría de los dragones eran originalmente imugis, o dragones menores, estos se asemejan a serpientes gigantescas.

Hay algunas versiones diferentes del folclore coreano que describen a los imugis como seres con un fuerte deseo de convertirse en dragones de pleno derecho.

Antiguamente se pensaba que un imugi podría convertirse en un verdadero dragón yong o mireu, si cogía un yeouiju que había caído del cielo.

Otra explicación afirma que son criaturas sin cuernos semejantes a los dragones que obtuvieron una maldición, por lo que pudieron convertirse en dragones.

Es decir, un imugi no es más que es un «ser previo a un dragón». El cual debe mantenerse con vida por mil años para poder convertirse en un verdadero dragón.

De cualquier modo, se dice que los imugi son criaturas grandes y benevolentes. Su apariencia simula a la de una pitón y viven en cuevas o en el agua.

Si esta criatura es vista es pronóstico de buena suerte.

Existen dos tipos de dragones coreanos el dragón amarillo y el dragón azul

Tipos de dragones de la mitología coreana

La mayoría de los dragones son  asociados a los elementos (agua, tierra, aire y fuego), sin embargo, también pueden relacionarse con el entorno (nubes, la lluvia o la agricultura).

Estas criaturas están muy ligadas a la mitología coreana, la cual a su vez está unida a la cultura de la población. Por lo tanto, estos seres mitológicos han adquirido sus rasgos de los propios coreanos.

Un gran ejemplo de esto, es la creencia de que estos dragones habitaban las aguas y proporcionaban ayuda a los humanos. Siendo capaces de empatizar  con ellos.

Es esta sensibilidad a las emociones de los humanos, agregada a la poderosa presencia que poseen, lo que hace al dragón coreano un excelente guardián.

Dragón amarillo

Un dragón relacionado con el oro y la riqueza. No obstante, también representa a la tierra, a sus cambios de estaciones y a la fertilidad de ésta.

Considerado uno de los cuatro elementos de las constelaciones chinas junto al tigre blanco, al ave bermellón, al dragón azur y a la tortuga negra.

Su constelación, a diferencia de las otras, no se encuentra en ningún punto cardinal, sino en el centro. Es por esto que es considerado el guardián del centro Corea.

Dragón azul

Este dragón representa la madera, y es guardián del este de China. Ubicado al oriente en los “5 elementos”, simboliza siete constelaciones (de un total de 28)

Destaca por ser muy poderoso, siendo uno de los grandes dioses dragones pertenecientes a las cinco formas de la máxima deidad de Corea.

También es llamado “Cheongnyong”, este nombre le es dado a la deidad guardiana del inframundo.

Fue retratado en los murales de la tumba de Goguryeo y Cheon-yong. Los cuales han sido estudiados por los arqueólogos y contemplados por los artistas a través del tiempo.

Otro famoso dragón coreano, tratado como una especie aparte, ha sido el Kye-ryong, el cual mezcla de forma inesperada al dragón y al pollo en una sola criatura.