Saltar al contenido

Cierva de Cerinea, conoce la historia de esta criatura

cierva de cerinea
[Total:0    Promedio:0/5]

En la mitología griega hay miles de leyendas fantásticas, entre ellas se encuentra la cierva de Cerinea una de las criaturas más hábiles capturada por el mismísimo Heracles. Este fue su tercer trabajo, donde se puede apreciar la paciencia y la aptitud desafiante que mantuvo el hijo de Zeus.

El origen de la cierva de Cerinea

El nacimiento de este misterioso animal se debe a las siete hijas del coloso Atlas con la ninfa Pléyone. Estas divinidades secundarias que vivían en los bosques, en cortejo de Artemisa seguían sus pasos, también intentaron conservar su virginidad para resguardarse puras.

Estas Pléyades eran tan hermosas que deidades importantes como Zeus, Poseidón y Ares mantuvieron relaciones con estas encantadoras ninfas. Táigete cautivó al Dios de todos los dioses, ella fue una víctima abusada por Zeus, fruto del cuál nació un retoño.

Táigete asustada pidió compasión a la diosa de todos los animales para escapar nuevamente de las garras de Zeus. Artemisa para salvar a la mujer decide convertirla en reno y la glorificó como la cierva de Cerinea. Era la corza más divina nunca antes vista, su tamaño era igual o más grande que el de un toro pero con mucha más majestuosidad.

Taigete convertida en cierva
Táigete convertida en cierva

Artemisa y su admiración por la gigantesca criatura

La mismísima Artemisa diosa de los bosques y la caza se cautivó con cinco ciervas, especialmente con una de ellas. La cual poseía brillantes lingotes de oro en sus encornaduras y un pelaje divino.

De inmediato trató de capturarlas sin causarles ningún daño, su intención nunca fue lastimarlas sino más bien amansarlas para que éstas fuesen dignas de acarrear con la carroza de una diosa. Solo pudo adoptar cuatro, una de ellas era tan ágil y veloz que ni siquiera una de las deidades más respetadas pudo alcanzarla.

Origen de la leyenda

¿Quién fue Heracles?

Heracles proviene del griego antiguo “Hēraklḗs” o mejor conocido como Hércules en la mitología romana, es recordado como un hombre valiente, inteligente, fuerte y de buen corazón. Hijo de Zeus y la reina mortal Alcmena, quien no estaba casada con el Dios del Olimpo.

En ese entonces Zeus estaba comprometido con Hera quien es la legítima hermana, esposa y reina de los dioses y hombres del Olimpo.

Zeus juró que su hijo, nacido de esa infidelidad, sería un gran rey, Hera enfurecida al enterarse de tal juramento provocó que Euristeo naciera dos meses adelantado, concediéndole el título “rey de micenas”.

Hera y Zeus
Hera y Zeus (Juno y Júpiter)

La venganza de la malvada Hera

A medida que Heracles fue creciendo cada día era más repudiado por Hera y su pariente Euristeo, éste desde que era un infante sabía que el legítimo heredero al trono de Argos era el propio hijo natural de Zeus. Por esta razón la esposa del Dios respetado aceptó ser la protectora de este hombre vengativo.

Hera luego de tantos fallidos intentos pensó en un victorioso plan, enloquecer al gran héroe. Aún así ella sabía que los dioses se iban a compadecer de este semidios, pero a pesar de ello, sólo unas horas eran suficientes para que un Hércules enloquecido perdiera el control.

Luego de ser curado y volver a la cordura gracias a la diosa Atenea, Heracles fue a limpiar sus pecados en el oráculo de Delfos donde se le asignó una docena de penitencias entre ellas la cierva de cerinea.

hera la diosa

Heracles encamina al monte de Cerinea

Disgustado por no haber satisfecho el mandado anterior de Euristeo el cual consistía en acabar con la temible Hidra de Lerna, a Heracles se le había pedido una nueva petición, subir al monte de Cerinea y batallar con la bestia de enormes cuernos pero sin lastimarla.

Ésta cierva era considerada un animal sagrado, el mayor enemigo de Heracles consideraba que la fuerza de su primo no iban a bastar para superar esa tediosa prueba. Además la criatura mística era un arma de doble filo, si Hércules se atrevía a lastimarla pagaría unas graves consecuencias con una fuente suprema.

Su misión no simplemente consistía en superar al animal en velocidad, también en desafiar a la gran Artemisa.

El desafío de Heracles con la mística cierva

Una vez más Euristeo le dio de nuevo la orden de capturar vivo y llevar sana, sin derramarle ni una sola gota de sangre y transportarla hasta Micenas. En lo más alto de las enormes montañas Heracles pudo observar eso que tanto quería el dueño del trono.

Al ver al ser vivo mitológico no podría creer lo que veía. Lo primero que le sorprendió fue la anchura de su pecho y el gran tamaño del gigantesco venado, aún más grande que un caballo, además contemplaba unas patas desafiantes y firmes.

Una vez más quedó más perplejo al verle las temerosas pesuñas de bronce y el reluciente brillo dorado que sus afilados cuernos de oro deslumbraban, lucía como una corona que indicaba que realmente era majestad en el bosque.

reluciente cierva de cerinea
La reluciente cierva de Cerinea

El inicio de la cacería

A kilómetros esta cierva podía sentir cualquier tipo de posible peligro, con unos leves pasos del mortal más audaz, el mamífero rápido y sigilosamente escapó de su mira.

Por semanas Heracles parecía como si estuviese viendo reflejos paranormales, el animal era tan veloz que apenas y se lograba ver su borrosa silueta. El hombre era muy bueno con su arco, pero sabía que ninguna flecha podía siquiera rozarle el pelaje porque con sus agudas orejas lo podía escuchar todo.

Las semanas se convirtieron en meses y los meses en un agotador año, en esa época se enfrentó a otras pruebas que lo rodeaban, violentos ríos, desoladas praderas, altísimas cordilleras y pare de contar.

De pronto cuando los dos cruzaban el límite de su adrenalina, la enorme cierva apaciguo su sed tomando la fresca agua del rio Ladón en el monte Artemiso. Hércules sin importarle cuán exhausto estuviese aprovechó y lanzó una especie de red para engancharla desde la distancia.

hercules atrapando a cerinea
Hércules atrapando a la cierva mágica

La aceptación de Apolo y Artemisa

Con movimientos bruscos se podía escuchar el desespero de la lucha de la cierva con su nuevo enemigo, la gran red que no la deja salir, cuando se da por vencida exasperada luego de una agotadora lucha decide ceder a inclinar la cabeza.

Cuando el incansable cazador se llevaba su gran premio al hombro los respetados hermanos Apolo y Artemisa lo fulminaban con la mirada por querer hurtar el animal que con tanto cariño protegían. Sin pensarlo, Heracles calló de rodillas en respeto a la divinidad que se le presentaba.

Con voz asustadiza explicó su pasado y de donde provenía, arrepentido de querer arrebatarle a su mística cierva recalcó que las verdaderas intenciones fueron de su amo Euristeo quien le ordenó llevársela.

Luego de comprobar que el animal no tenía un solo rasguño Artemisa le mostró clemencia con la condición de dejarla libre sin ningún daño luego de haber culminado su función.

Artemisa junto a su cierva consagrada
Artemisa junto a su cierva consagrada

La cierva de Cerinea en los videojuegos de aventuras y luchas

Finalmente, en el entretenido mundo de los gamers también se pueden apreciar seres legendarios para ser recordados constantemente por sus jugadores. En el exitoso juego de Assassin’s Creed Odyssey podemos observar cómo nuestro personaje va al monte Artemiso a combatir con esta gigantesca representación.

Su descripción es completamente igual a la que el gran Heracles pudo deleitar. Al personaje también se le puede ver combatiendo con otros seres de la mitología altamente poderosos e inmortalizados por la historia griega.

El juego semi-real está diseñado únicamente para PlayStation 4, Xbox One y Pc. Sus gráficos y detalles son tan avanzados que está en lo último en tecnología.

Historias de las biblia con mucho parecido a la leyenda de la gran cierva

Hay mucha similitud entre la biblia y la antigua mitología griega, tal es el caso de David y Goliat. Ambos personajes lucharon fuertemente por varios días contra sus gigantes oponentes.

Comparaciones entre la cierva de Cerinea y Goliat:

  • Ambos seres poseían un gran tamaño
  • La criatura y el soldado eran fuertes y ágiles
  • Goliat y la cierva nunca antes fueron derrotados por ser sumamente respetados
  • Perdieron contra su adversario de una manera muy sencilla pero con gran periodo de tiempo

¿La mitología griega es realmente comparada con el cristianismo?

Jesús (izquierda) Heracles (derecha)
Jesús (izquierda) Heracles (derecha)

Siglos después de la gran historia del fuerte Heracles, el apóstol Pablo fue enviado para llevarle las buenas nuevas a su pueblo. Cosa que exactamente habían escuchado los antepasados de estos hombres. Es por esta razón que el cristianismo en Grecia avanzó con bastante facilidad.

  • Ambos gozan de una pura y casta mujer humana que les dio la vida
  • El padre de ambos seres divinos es un Dios
  • A estos líderes también se les vio siendo humillados por sus enemigos y aún así siguieron con su camino (Hera y Herodes)
  • Anduvieron por la tierra como sencillos y humildes humanos
  • Los dos ascendieron y se sentaron a la derecha del padre (Dios y Zeus)
  • Sus fieles creyentes construyeron templos en su memoria
  • Obtuvieron grandes seguidores