Saltar al contenido

Balam, un Jaguar a través del tiempo

[Total:0    Promedio:0/5]

En la mitología Maya siempre se le ha dado importancia al hombre, a la naturaleza, a los animales y a los celestiales, tratando a muchos de estos como Dioses regidores de su cultura. Siendo los animales los símbolos más importantes para su mitología, como lo es Balam, el soberano del inframundo.

Este nombre se asocia con el Jaguar (principalmente en Yucatán), un animal que guarda una estrecha relación con los cuerpos celestes o Dioses, este personaje era vinculado a la naturaleza salvaje, a la muerte y al mundo subterráneo; es por eso que era considerado como quien controlaba al inframundo.

Conocido también como el poder político o religioso, el regidor del tiempo o el soberano de la noche. Además, también es considerado como el guía de las almas de los hombres hacia el más allá. No debe ser confundido con el demonio Abalam, el cual a veces es representado también como Balam.

Origen del Balam

 

Origen del Balam

Existen muchas leyendas Mayas acerca del Balam; sin embargo, hay una que es considerada la más importante y la que explica algunas cosas referentes a este animal sagrado y a los humanos.

En la creación del todo por parte de Dios, el jaguar tan solo lo observaba las tareas de este. Como Dios no quería que el jaguar supiera lo que crearía, lo envió a buscar agua en una vasija con muchos hoyos, de manera que nunca se llenara.

Al llegar al sitio donde llenaría la vasija, una rana le explica al jaguar como hacer para tapar los hoyos con lodo. Al volver junto a Dios, este ya había creado a 13 hombres, 12 armas y estaba a mitad de terminar un perro. Cuando el jaguar vio al perro, le dijo a Dios que se veía delicioso.

Dios le explica al jaguar que el perro había sido creado para servir a los hombres y las armas eran para hacerse respetar ante el jaguar; no obstante, el jaguar siguió diciendo que el perro se veía delicioso. Así que Dios mandó a uno de los hombres a herir al jaguar en una de sus patas.

A pesar de esto, el jaguar seguía diciendo que el perro se veía delicioso. El hombre le indicó al perro que persiguiera al animal, teniendo este que huir hacia la cima de un árbol, donde el hombre lo hirió de nuevo. Según esta leyenda, fue así como el jaguar aprendió a respetar a los hombres.

En otra leyenda, se decía que Dios se convertía en un jaguar para viajar por el mundo en las noches y alcanzar el inframundo. Es así como su piel es comparada con la bóveda del cielo, ya que eran consideradas las estrellas del mismo.

Clasificación y características de los Balam

Características del Balam

Era considerado por los Mayas como símbolo de oscuridad y luz, un ser ambivalente y antagónico para sí mismo.

Ahora bien, el jaguar fue escogido como animal protector en la mitología Maya, gracias a sus hábitos y a su naturaleza fuerte y salvaje; la etimología de Balam es el nombre con el que se referían a este felino.

A pesar de ser vinculado con la muerte y el inframundo, este animal también fue relacionado, en muchas ocasiones, con la fertilidad y la vida. Así mismo, fue objeto de diversas ofrendas, utilizando sus colmillos y garras en las tumbas reales.

Al tratarse de un animal, el Balam se repartía por el mundo para proteger a los pueblos y milpas. Anteriormente, se creía que había un Balam en cada punto cardinal en una misma zona; de manera que cada uno pudiera realizar su trabajo de protección adecuadamente.

Así mismo, los Balam pueden clasificarse según sus actividades:

  • Balam-cahob: Son los protectores o guardianes de los pueblos.
  • Balam-col: Los responsables de las milpas (cosechas).

Además, los Balam no solo protegen de humanos y animales malvados, también se encargan de ahuyentar a los espíritus malignos que rondan los pueblos. Para defender, los Balam utilizan un Piliz-dzoncab, unos proyectiles de piedra que lanzan con sus dedos.

Estos jaguares son representados en su forma animal, aunque los Mayas tenían la creencia de que se trataba de hechiceros en forma de jaguar. Este fue representado en todas las manifestaciones artísticas; es decir, desde la cerámica hasta la pintura o la escultura.

De hecho, aun en la actualidad se pueden encontrar murales y demás representaciones de su imponente figura.

El Balam en el horóscopo Maya

El horóscopo y el Balam

El Balam también es vinculado al horóscopo Maya; como un animal que no esconde sus verdaderas intenciones, sean malas o buenas. En este es representado como un animal independiente, valeroso, paciente y con mucha fuerza. Le encantan los desafíos y, mientras más difíciles sean, mejor será su conquista.

Las mujeres que se identifican con el jaguar, son indescifrables e independientes; la libertad es lo primordial y son un completo desafío. Los hombres jaguar, son indomables e imposibles de conquistar, le gusta llamar la atención y ser divertidos.

El Balam y su relación con el jaguar actual

El Balam y los jaguares

Gracias a su símbolo de poder, valentía y de linaje, el Balam ha sido de mucha importancia para los Mayas; sin embargo, hoy en día el jaguar se encuentra en peligro de extinción y, con ellos, se perdería una tradición. Con su muerte, los Mayas perderían su protección divina.

Es por esto que, en los últimos 10 años, se ha renovado el esfuerzo por proteger a estos animales. Con el apoyo de diferentes organizaciones y del sector académico, se ha mermado la desaparición del jaguar; pero aun no es suficiente para salvarlo de la extinción.

Hoy en día, los trabajos se centran en la restauración de su hábitat, en acciones de protección, en el monitoreo biológico y en la educación ambiental; donde todos comprenden la importancia de estos felinos, tanto para la cultura Maya como para la naturaleza.

A pesar de los años, la tradición y el culto hacia el Balam sigue estando en vigencia, y para agradecer sus labores de protección; los campesinos suelen dejarles ofrendas de jícaras de zacá, una bebida realizada con maíz. Así mismo, se cree que ayudan en la desaparición de los niños, silbando al encontrarlos.