Saltar al contenido

Agni, el dios del fuego y las bodas hindú

agni
[Total:0    Promedio:0/5]

Una de las cosas que diferencian a los dioses del hinduismo es su gran número de extremidades, ya que por lo general estas deidades son representadas en esculturas y pinturas portando varias cabezas, brazos o piernas.

En esta religión las extremidades extras pueden simbolizar varias cosas. En algunos casos representan los puntos cardinales, en otros simbolizan el poder y el alcance de una deidad, mientras que en otros son vistos como un signo de superioridad sobre los seres humanos.

Una de las deidades que más llama la atención debido a su gran número de extremidades es Agni, a quien se le describe con dos caras, tres piernas y siete pares de brazos.

Origen

Actualmente se manejan muchas legendas acerca del nacimiento del dios Agni. Algunas hacen referencia a mitologías indoeuropeas, mientras que otras se remontan a tiempos ancestrales de la cultura hindú.

Se cree que esta deidad es el hijo de las Aguas Celestiales, las cuales cabe destacar, están muy relacionadas en esa cultura con el fuego, ya que se cree que este elemento es llevado a la tierra dentro de la lluvia, donde al caer  es levantado por la vegetación, y es por ello que cuando se frotan dos palos se hace fuego.

Agni también está relacionado con el rayo que se forma de la unión de Dios con la diosa de la nube y con el fuego de las pilas funerarias, donde se cree es el encargado de llevar las almas de los muertos a su juicio final con Iama, el gobernante del inframundo.

Por lo general este dios está presente en todas las formas de fuego, en las cosas que se queman o en las que emanan un brillo especial.

En el Visnu Purana también se describe a Agni como el hijo mayor del dios Brahma, y cuenta la historia de como se caso Svaha y engendro tres hijos (Pavaka, Pavamana y Suchi) quienes a su vez tuvieron 45 hijos, los cuales si incluimos a sus padres y su abuela nos da el número 49, el mismo número de fuegos sagrados del Vayu Purana.

Apariencia

En la mitología hindú, Agni es representado con 7 lenguas, 3 patas, 2 caras y 7 brazos. En las ilustraciones esta deidad está rodeada de 7 corrientes de gloria y llamas de fuego siempre emanan de su boca.

Siempre se le ve vistiendo una guirnalda de frutas, sosteniendo un abanico, un cucharon de sacrificio, un hacha y una antorcha o jabalina. En estas pinturas Agni siempre tiene un aspecto joven y saludable, lo cual hace referencia a la habilidad de este dios de renacer de sus cenizas mediante la fricción de dos palos.

Algunas veces esta Agni también es presentado portando una piel negra, con dos cabezas, cuatro brazos y montando una cabra o un carro tirado por corceles de color rojo, los cuales simbolizan los siete vientos. Las llamas que emanan de los rostros de esta deidad se cree representan dos tipos de fuego: el hogar doméstico y el fuego sacrificial.

Leyendas

Nacimiento de Agni

Los textos Vedas describen a los padres de esta deidad como dos golpes de fuego incandescentes. Luego de su nacimiento, este dios es descrito como un bebe tierno que necesita una constante atención para no desvanecerse.

Con el tiempo, Agni chispea y comienza a emanar humo hasta volverse más fuerte que sus padres y finalmente tan fuerte que es capaz de destruir todo lo que lo creo.

Agni el mensajero de los dioses

 Cuenta la leyenda que Agni no quería asumir el rol de mensajero, debido a que sus tres hermanos fueron asesinados llevando las ofrendas de los humanos a los dioses.

Para evitar esta responsabilidad, Agni decidió esconderse en aguas subterráneas, pero esto no sirvió de nada porque los peces revelaron a los dioses su paradero. Para vengarse, este dios maldijo a los peces convirtiéndolos en una presa fácil para los hombres.

La muerte de Agni

En el Brhaddevata se relata la historia de cómo Agni fue desmembrado y transformado en cosas terrenales. Según este texto sagrado, la carne y la grasa de este dios se convirtieron en resina de guggulu, sus huesos en pino, su semen en oro y plata, su sangre y bilis en minerales, sus uñas en tortugas, sus entrañas en la planta avaka, su medula en arena y grava, sus tendones en hierva tejana, su pelo en hierba kusa, y el pelo de su cuerpo se convirtió en la hierba kasa que se usa en rituales de sacrificio.

Religión

Agni está presente en una gran cantidad de rituales védicos y muchas ceremonias de ritos hindúes, tales como en la celebración de un nacimiento, oraciones y en la cremación.

Una de las ceremonias donde más se puede ver la influencia de esta deidad en el rito Saptapadi o Sat Phere celebrado en las bosas hindúes. En este ritual la pareja de novios debe completar siete circuitos simbólicos alrededor del dios Agni, quien se cree es testigo de los votos que se hacen el uno al otro.

En cada uno de estos circuitos el fuego ceremonial es dirigido al novio o a la novia, variando según la tradición o la comunidad donde se lleve a cabo el ritual. En cada uno de estos circuitos la pareja debe realizar un voto que represente algún aspecto de un hogar y relación feliz, donde Agni sirve como testigo.